FANDOM


Filmes propagandistas
Einstein Short
Albert Einstein (Corto)

Un corto alemán relata la historia apócrifa de que cuando era estudiante, Albert Einstein humilló a un profesor ateo utilizando el argumento "el mal es la ausencia de Dios".

Argumento original

¿Existe el mal? El profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta. “¿Dios creó todo lo que existe?” Un estudiante valientemente respondió: "Sí, lo hizo!" "¿Dios creó todo?" Preguntó el profesor. "Sí, señor", respondió el estudiante.

El profesor contestó: "Si Dios creó todo, entonces ese Dios, si tal cosa existe, creó también el mal (puesto que la maldad sí existe), y de acuerdo con el principio de que nuestras obras definen quiénes somos, entonces Dios es un perverso". El estudiante se quedó callado ante tal respuesta. El profesor estaba muy satisfecho de sí mismo y se jactó a los estudiantes que había demostrado una vez más que la fe cristiana era un mito.

Otro estudiante levantó su mano y dijo: "¿Puedo hacerle una pregunta profesor?" "Por supuesto", respondió el profesor. El joven se puso de pie y preguntó: "¿Profesor, existe el frío?"

"¿Qué clase de pregunta es esa? Por supuesto que existe. ¿Nunca has tenido frío?"

Los estudiantes rieron ante la pregunta del joven.

El joven respondió: "De hecho, señor, el frío no existe. Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío, en realidad es ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, y el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto (−273.15 °C) es la ausencia total de calor;. todos cuerpos se vuelven inertes, incapaces de reaccionar a esa temperatura. El frío no existe. Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor.[1]

El estudiante continuó: "Profesor, ¿existe la oscuridad?". El profesor respondió: "Por supuesto que sí."

El estudiante respondió: "Una vez más usted está mal, señor, la oscuridad tampoco existe. Oscuridad es en realidad ausencia de luz. La luz se puede estudiar, la oscuridad no. De hecho, existe el prisma de Newton para descomponer la luz blanca en varios colores y estudiar las distintas longitudes de onda de cada uno. No se puede medir la oscuridad. Un simple rayo de luz puede penetrar en un mundo de oscuridad e iluminarlo. ¿Cómo puede saber cuán oscuro está un espacio determinado? Usted mide la cantidad de luz presente. ¿Es correcto? La oscuridad es un término utilizado por el hombre para describir lo que sucede cuando no hay luz presente."

Finalmente, el joven preguntó al profesor: "Señor, ¿existe el mal?"

Ahora, desconcertado, el profesor respondió: "Por supuesto, como ya he dicho. Lo vemos todos los días. Está en el ejemplo diario de la inhumanidad del hombre hacia el hombre. Está en la multitud de crímenes y violencia en todo el mundo. Estas manifestaciones no son otra cosa que el mal."

A lo que el estudiante respondió: "El mal no existe, señor, o al menos no existe por sí mismo. El mal es simplemente la ausencia de Dios. Es como la oscuridad y el frío, un término que el hombre ha creado para describir esa ausencia de Dios. Dios no creó el mal. El mal no es como la fe o el amor, que existen sólo como lo hace la luz y el calor. El mal es el resultado de lo que sucede cuando el hombre no tiene el amor de Dios presente en su corazón. Es como el frío que resulta cuando no hay calor, o la oscuridad cuando no hay luz."

El profesor se sentó.

El nombre del joven era Albert Einstein.

Refutación

Orígenes de este mito urbano sin fundamento

Para aquellos que buscan una rápida respuesta a la pregunta de si este cuento que acabamos de leer en el cual se basa el corto alemán, es cierto, vamos a declarar de antemano que no lo es. No hay nada ni remotamente parecido a la anécdota mencionada anteriormente que aparezca en cualquier biografía o artículo sobre Albert Einstein, ni es congruente con los recuentos de las opiniones del científico expresadas sobre el tema de la religión. Su nombre ha sido simplemente insertado en una fábula espúrea creada mucho tiempo después de su muerte a fin de proporcionar a la audiencia lectora de una figura reconocible y por lo tanto prestarle al relato un aire de verosimilitud.

En cuanto a lo que dice este relato desde el punto de vista de la fe, uno de los enigmas más inquietantes es la cuestión de cómo el mal y el sufrimiento pueden sobrevivir en un universo creado y gestionado por un amor supremo. Las explicaciones postuladas sobre esta paradoja son conocidas como teodiceas, y esas respuestas han sido durante siglos entregadas por miembros de muchos sistemas de creencias ante el reto de dar respuestas lógicas a la pregunta de cómo es posible que un Dios justo y moral puede coexistir con el mal. Entre estas respuestas son:

  1. Libre Albedrío: Dios dio a sus hijos el derecho de tomar sus propias decisiones en cuanto a qué se convertirían, y algunos optaron por ser unos perdidos.
  2. Ser Supremo Imperfecto: Dios lucha con valentía para hacer frente a un universo lleno de acontecimientos aleatorios (caos), pero ni con todo su poder puede deshacer toda cosa horrible en el momento en que sucede.
  3. El Diablo: Una entidad maligna se alimenta de los débiles de voluntad, ganando a muchos de los defectuosos a su lado donde primero se les da la bienvenida, y luego son enviados a cumplir sus órdenes. Aunque Dios está, en última instancia, destinado a ganar la batalla final contra este adversario, hasta ese momento siervos de esa entidad maligna causan estragos.
  4. Incomprensibilidad: "Bueno" y "malo" son construcciones humanas nacidas de una comprensión limitada que la Humanidad tiene del universo. Fue gente capaz de ver las cosas a través de los ojos de Dios, ellos comprenden la moralidad y rectitud de todo lo que ahora les deja estupefactos de horror y llenos de inquietud en su aparente injusticia.

El cuento de ancianas sin quehacer citado anteriormente se basa en otra supuesta explicación: que el mal es la ausencia de Dios, de la misma manera que el frío es la ausencia de calor y la oscuridad es la ausencia de luz. Este argumento ha existido por mucho tiempo, al igual que la leyenda sobre el estudiante piadoso que la usa para aplastar a un profesor ateo en el cuento de la tiza que no se rompió

El nombre de Einstein se usa en las leyendas cuyas tramas requieren de una persona inteligente, alguien a quien el público reconocerá inmediatamente como tal (es decir, narraciones modernas de una antigua leyenda acerca de un rabino erudito con su criado: Albert Einstein en el papel del estimado estudioso). Este venerado icono cultural ha sido convertido, al menos en el mundo de la sabiduría tradicional, en un personaje tipo que se arroja a la palestra donde el guión exige un genio. (Afortunadamente, la sabiduría tradicional tiene otros usos para él también. En una leyenda de carácter totalmente diferente, Albert Einstein, según rumores, hizo una aparición especial en la televisión.)

Del mismo modo, "el profesor ateo" es una figura común en una serie de leyendas urbanas y anécdotas creadas por fieles religiosos: Él erudito ateo es arrojado a una mezcla donde hay necesidad de alguien que interprete el papel de la Ciencia Vencida en los cuentos de Ciencia Vs. Religión. Pero el profesor ateo no es insertado en la trama simplemente para servir como un icono sobre cómo aprender a ser humildes en narraciones que tienen como objetivo enseñar que la fe reviste mayor valor que el conocimiento demostrable, sino que también entra en este tipo de historias por su falta de ella.

Así como el villano en los melodramas de antaño debía tener un bigote encerado, una capa de color negro, y una risa malévola, también es necesario que el profesor intimidador de estas historias sea ateo: no sería suficiente con que sea simplemente un insufrible, un hijo de perra sobreeducado que con arrogancia intenta estirar la mente de sus alumnos haciéndolos cuestionarse una creencia profundamente arraigada. El villano debe ser alguien que rechaza la existencia de Dios, la asignación de un papel que vuelve a posicionar, lo que de otra manera podría haber sido un debate sin derramamiento de sangre sobre filosofía, como una batalla épica entre dos campeones de la fe y de la negación y establece las acciones que se desarrollan como uno poniendo en mala situación al otro. Esto mismo tiene paralelismo con el profesor de filosofía de la película propagandista cristiana God's Not Dead.

La clave para entender el atractivo de estos cuentos se encuentra en esta línea de la historia "el mal es la ausencia de Dios": "El profesor estaba muy satisfecho de sí mismo y se jactó a los estudiantes que había demostrado una vez más que la fe cristiana era un mito".

La fe no se puede demostrar (o refutar), si dicha validación fuera posible, y esos conceptos dejarían de ser asuntos de fe y comenzarían a ser cuestiones de facto. Desafortunadamente, esto deja a los que están convencidos de la existencia de Dios sin una respuesta incontrovertible, irrefutable para quienes los desafían a que aporten pruebas sobre la veracidad de los principios sacados de sus sistemas de creencias, o que demuestren, más allá de cualquier sombra de duda, que su dirección interna es la correcta para aquellos que insisten en una prueba verificable de manera independiente de lo que no se puede demostrar.

El que Dios permita que el mal exista (y algunos dirían "que prospere") es tomado por los no creyentes como un signo indiscutible de que no hay un ser supremo. Este enigma es considerado por ellos como la falacia incontestable que confirma la negativa: estiman que un Dios amoroso y todopoderoso hubiera erradicado mal, por tanto, Dios no existe, o no es todopoderoso, o no es tan amoroso con Sus hijos. Como tal, esta paradoja puede ser inquietante para los creyentes: no sólo ellos mismos tienen que luchar con la aparente desconexión, se les abandona siendo incapaces de responder convincentemente a sus críticos cuando este tema surge. Se encuentran igualmente paralizados cuando se les presiona que demuestren la existencia de Dios.

Las historias sobre profesores ateos siendo superados por verdaderos creyentes que tenían las respuestas ya preparadas son tanto ventilaciones de esta frustración como expresiones de deleite en la que finalmente parecen haber sido armados con respuestas ágiles para contraatacar.

Son cuentos de afirmación, parábolas de tiempos modernos sobre juicios superados y adversarios feroces derrotados por aquellos que se mantuvieron firmes en sus creencias, incluso ante los rostros de burla de las figuras de autoridad. Como las parábolas, los cuentos de afirmación están destinados a inspirar una voluntad similar en aquellos con quienes se comparten: deben siempre los miembros de la grey encontrarse a sí mismos en circunstancias similares, deben sentirse movidos a emular a los valientes estudiantes de la leyenda que se resistieron a los profesores ateos.

¿El mal es ausencia de Dios?

No importa cuan amoroso, o cuan bueno pueda ser un dios, este no es sinónimo de bondad, pues la "bondad" como tal es una cualidad que pueden tener los seres inteligentes (por no decir seres vivos), mas dichos seres no se podrían "transformar" en una bondad.

Teniendo esto en cuenta, se puede deducir fácilmente que, sin importar lo bondadoso que sea dios, este no puede ser bondad como tal, entonces el decir "el mal es ausencia de Dios" está errado. Lo correcto sería decir "el mal es ausencia de bien". El problema es que en este caso, se quita a un dios bondadoso del procedimiento lógico, con lo que deja de ser útil para muchos creyentes que intentan defender la existencia de su dios.

Otra incógnita que nos deja este vídeo es si el mal, el bien, o incluso dios, junto con el calor, el frío, o la luz son cosas que se pueden medir. ¿Cual es la escala de bondad? ¿Y la de maldad? ¿Cual sería la escala para saber cuanto "dios" hay en una persona? Al no seguirse las premisas con la conclusión, el argumento de "el mal es ausencia de dios" se convierte en un Non sequitur.

En ningún momento se nos demuestra que la bondad, el amor o la fe existan por si solos. Lo mismo pasa con la maldad, en ningún momento se nos explica ni cómo medirlos (cosa prácticamente imposible) ni se nos demuestra como uno es ausencia de otro. En cambio, no se escatimó en explicar el cómo funciona la luz, la oscuridad, el frío y el calor.

El argumento es simplemente un intento de hacer una falsa analogía para llegar a una conclusión que favorezca el porqué dios no hace nada para solucionar los problemas en el mundo (los cuales muchos ni siquiera tienen que ver con el ser humano y no son producto de maldad).

Referencias y ligas externas

  1. El cero absoluto sirve de punto de partida para la escala de Kelvin. Así, 0 °K corresponde a la temperatura de −459.67 °F.


P Propaganda Nociva
Propaganda religiosa anticiencia   La AtalayaDarwin's Black Box¡Despertad!La vida: ¿cómo se presentó aquí? ¿Por evolución, o por creación?De pandas y personasThe Probability of God (Libro)The WedgeUn hombre y una mujer (corto animado)
Propaganda Anticiencia   Ark EncounterEl Secreto (libro)La interpretación de los sueñosLiving Proof: A Medical MutinyMadre naturaleza y SidaMelanie's Marvelous MeaslesMuseo de la Creación
Propaganda en Internet y TV   Cuarto Milenio (TV)Extranormal (TV)Planeta Encantado (Serie)The ThawZeitgeist (filme)
Largometrajes y Cortos   A Matter of FaithAlbert Einstein (Corto)American Sniper (Filme)God's Not DeadEl BarberoEvolution vs. GodExpelled: No Intelligence AllowedKingdom of Heaven (Filme)Kirk Cameron’s Saving ChristmasWhat the Bleep Do We (K)now!?

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.