FANDOM


Artículos sobre
00-Debunk
Creencias falaces


Mito

Los creyentes están convencidos de que antes de la llegada del dios único, es decir, de las religiones abrahámicas, los seres humanos vivían sin fe ni ley. Incluso, los apologistas cristianos dicen que en el ateísmo, no existe un concepto moral de lo que es correcto e incorrecto. Que no existe una moral del “deber hacer” y del “no deber hacer”. Porque cuando una persona quita a Dios, está quitando el estándar por el cual se establece la verdadera moral objetiva.

Refutación

Esto es falso. Las civilizaciones antiguas funcionaban gracias a sus leyes políticas, establecidas por las personas que estaban en el poder (reyes, faraones, emperadores, etc.), e, igualmente, gracias a sus muy fuertes creencias. Las mitologías, hay que aceptarlo, tenían un papel muy importante en la sociedad.

El ser humano no esperó a que Moisés, Jesús o Mahoma inventasen sus leyendas para condenar a un asesino o para tener una moral. En la época de los egipcios, de los griegos o de los romanos, las madres amaban a sus hijos de la misma manera que las de hoy en día aman a los suyos. Se lloraba la muerte de los seres cercanos igual que se hace hoy.

Durante aquel largo período, algunos tendrían el corazón en la mano, mientras que otros serían auténticos impresentables, exactamente igual que hoy en día.

Es cierto que, en la antigüedad, la esclavitud estaba muy extendida. Había hombres, mujeres e incluso niños que llevaban una existencia miserable. Pero la vida de los esclavos era igual de horrible con los judíos, con los cristianos o con los musulmanes. La esclavitud ha sido masivamente utilizada por algunos países de Europa con la “bendición” del clero.

Millones de africanos fueron víctimas de este “tráfico” bajo el pretexto de que eran una “subespecie humana”. Y esta práctica inhumana existe aún en a actualidad en ciertos estados (de los cuales un buen número son teocracias).

Los libros religiosos (Corán y Biblia) no la prohíben, sino más bien lo contrario. Están llenos de consejos sobre la forma de comportarse con los esclavos, y sobre lo que hay que hacer para diferenciarlos de los seres humanos libres.

Hay quien piensa que la creencia aporta bondad. El ser humano no se ha vuelto bueno o malo de la noche a la mañana en función de su creencia o no creencia. Sí, por supuesto, hay entre los creyentes bellísimas personas. Otras, por el contrario, no tanto.

En cuanto a los ateos, es también lo mismo. ¿Creen que la bondad y la maldad están relacionadas con el hecho de creer o de no creer? No, se trata simplemente de comportamientos instintivos. Somos tan capaces de lo peor como lo somos de lo mejor, está en nuestra naturaleza. El ser humano puede salvar vidas o ser un asesino; puede usar una pala para matar aunque la pala no haya sido dieñada para ese efecto; todo esto independientemente de que crea o no en un ser supremo[1].

Ética y moral atea

Los ateos son personas que están sujetos a las mismas leyes del país donde viven que los creyentes. Tienen un sentido de lo que es correcto y equivocado. Con frecuencia trabajan con personas que son religiosas y que tienen estándares éticos, también con no creyentes que no los tienen; por lo tanto, ellos están expuestos a todo tipo de conductas morales y éticas. Cosas como el robo, la mentira y el asesinato, pueden hacer que la personas sean encarceladas; por lo tanto, para un ateo, al igual que para un creyente es necesario trabajar dentro de las normas de la conducta social. Como quiera que se mire, y en forma general, los ateos son personas trabajadoras y honestas.

Si un ateo quiere llevarse bien con la sociedad y tener una vida agradable, no llevará a cabo ni el asesinato ni el robo. Lo que tiene sentido para un ateo es, ser honesto, trabajar duro, pagar sus deudas y llevarse bien con otros. Básicamente, ellos tienen que adoptar un grupo de valores éticos comunes a la sociedad para poder cumplir su papel dentro de ésta. Creer en Dios no es un requisito para la conducta moral o para disfrutar de la vida[2].

Religiones, imposiciones y la ley

Cualquiera de las religiones pretende ejercer un control sobre el comportamiento de las personas, señalando lo que está bien y lo que está mal; es decir, establecen una doctrina moral. Las religiones apuntan una serie de preceptos sobre lo que deben hacer o dejar de hacer las personas, fundamentándolos siempre en las afirmaciones que se dicen reveladas por la particular divinidad de cada religión. Las tres religiones monoteístas tienen mucho en común, puesto que derivan de la misma tradición judaica y todos sus principales profetas descienden de Abraham. Las tres fundamentan gran parte de su doctrina en la creencia en un Dios que consideran todopoderoso y bueno, así como el temor reverencial que le profesan.

Las religiones monoteístas son especialmente poco tolerantes con el quebrantamiento del código moral que establecen, castigando en ocasiones de forma muy severa a quienes no cumplen con los preceptos o cometen faltas a su reglamento.

La ley Sharia castiga asesinando a las mujeres por haber tenido relaciones sexuales extramatrimoniales o por “deshonrar a la familia”. Un ejemplo es la reacción desmesurada y fanática provocada a consecuencia de la aparición de caricaturas de Muhammad en un periódico holandés obviando que la norma de no representar al profeta o la de venerar su figura obliga exclusivamente a los creyentes del credo musulmán, pero en modo alguno es un precepto que deban cumplir quienes no profesan su doctrina. La religión no tiene ninguna autoridad legal sobre las sociedades no teocráticas, y muchísimo menos sobre las democráticas, en las que el poder lo delegan los ciudadanos en sus representantes políticos elegidos mediante sufragio. Las religiones solamente tienen autoridad sobre sus fieles, pero ni siquiera en ese caso se trata de una autoridad legal, puesto que la ley civil está por encima de las normas religiosas en un Estado de Derecho[3].

Véase también

Referencias y ligas externas

  1. Pertutti, Salvatore. El libro ateo. Éditions Pertutti. Rennes, France. 2010
  2. ¿Pueden ser los ateos personas con ética? Por Matt Slick (apologista cristiano)
  3. Chóliz Montañés, Mariano. Elogio del ateísmo. Fundamentos científicos para una sociedad laica (y laicista). (2009) 1a. Ed. ISBN 978-987-1581-10-8
P
Adán era un giganteAerolíneas, pilotos y el ArrebatamientoAisha era mayor al casarse con MuhammadAteos, ciencia y DiosLos ateos odian a DiosLos ateos son inmoralesEl Islam aportó arte y cienciaEl Corán enseña embriologíaEl día perdidoEl historiador Flavio Josefo escribió acerca de JesúsEl Islam es una religión de paz (mito)El número de la BestiaEl polvo lunar acumulado es prueba de una Tierra jovenEl Salmo 118:8-9 es el versículo central de la BibliaEn el Islam hombres y mujeres son iguales (mito)Falacia del Plan DivinoHalloween es satánicoHitler y ateísmoIsaías profetizó el nacimiento de Jesús de una virgen"Una nación bajo Dios" demuestra que EUA es un país cristianoLa Biblia es inerrante e infalibleLa Biblia es un libro científicoLa Biblia menciona a Muhammad por nombreLos satanistas creen en Satanás (el Diablo)La Biblia y la redondez de la TierraLa costilla de AdánLa manzana de AdánLa religión es fuente de moralLa religión es compatible con la CienciaLos canguros se originaron en Oriente MedioLos Reyes MagosMichio Kaku descubrió que Dios existeLa Navidad conmemora hechos verdaderosReligión y gobiernoReligión y razónUn plesiosauro encontrado demuestra que el creacionismo es verdadTibbu NabawiValor de Pi en la Biblia

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.