FANDOM


P
Bioenergía
01-Anticiencia

La bioenergía (o energía vital) es otro de esos términos que incluyen la palabra energía y que sirven de justificación en técnicas pseudomédicas. Es a lo que se conoce como energía pseudocientífica y sirve como excusa para vender medicamentos o tratamientos alternativos que no tienen en realidad ninguna eficacia.

Algunos presuntos terapeutas afirman que con campos magnéticos, es decir, aplicando imanes, el organismo restaura su bioenergía. O la energía piramidal, que se basa en que los objetos que imitan a las pirámides de Egipto son capaces, como éstas (¿acaso éstas lo son?) de concentrar la energía cósmica. Otros sustituyen la pirámide por un trozo de cuarzo y tenemos así la energía de los cristales. De cualquier manera, sea con una pirámide de cartón o con un cristal de cuarzo bajo la cama, tu cuerpo se verá recargado con una forma de energía que quizá sea la energía vital, concepto místico basado en antiguas teorías chinas que sirve de fundamento a muchas otras pseudociencias. Según ésta, las enfermedades aparecen por la interrupción de los flujos de energía vital del cuerpo, interrupción que es desbloqueada al emplear cuarzos u otros cristales, colocar los muebles de cierta manera en las casas, ponerse un perfume cargado de "energía" mediante algún caricaturesco ritual, acomodar las vértebras (según los quiroprácticos esto restaura la inteligencia innata), etc.

Todas estas supuestas energías tienen unas propiedades maravillosas, por lo que es una pena que en realidad no existan: son inagotables, no se degradan y sirven lo mismo para un roto que para un descosido. Pero tratarán de convencer a los crédulos de que curan, y esto es lo peor, enfermedades de lo más variadas, de que permiten detectar aguas subterráneas con una varita de avellano, etc.[1]


Este es el tipo de caballito de batalla de charlatanes fraudulentos como Mizada Mohamed, Pepe Ramayá, o Hulda Clark y su noción de la homeografía, en la que unas gotas de una agua en la que se ha "copiado" la frecuencia de una sustancia, bacteria o virus, es capaz de restablecer la energía perdida en un órgano interno.

Referencias y ligas externas

  1. Chordá, Carlos. (2005) Ciencia para Nicolás. Editorial Laetoli


P Pseudociencias
Pseudociencias   Agricultura biodinámicaAgrohomeopatíaAlquimiaAstrologíaBaraminologíaBioenergíaBiorritmoBucailleísmoChakraCiencia de los seres humanos unitariosCienciologíaCriptozoologíaDetección de mentiras por polígrafoEfecto MaharishiEnergía pseudocientíficaEspiritismoEterometríaFeng ShuiFosfenismoFrenologíaGeopatíaGrafologíaHomeografíaHomeopatíaHomeopatía unicistaHomeospagyriaHomeotoxicologíaKarmaKinesiología aplicadaKoreshanityMedicina antroposóficaMedicina ayurvédicaMedicina holísticaMedicina integrativaMeditación trascendentalMemoria del aguaMesmerismoMorfopsicologíaNumerologíaOsteopatíaParapsicologíaPrecogniciónProgramación neurolingüísticaPseudoarqueologíaPsicoanálisisPsicoquinesisQuirologíaQuiromanciaQuiropraxiaRadiestesiaReencarnaciónRespiracionismoSincronicidadTarotTelepatíaTelequinesiaTeologíaTerapia del espacioUfología
Véase también   Agua polimerizadaArgumento cosmológico del KalāmAuraBaraja ZenerCámara KirlianComplejidad irreducibleCreacionismoCharlataneríaCreacionismo de la Tierra JovenDoshaExperiencia cercana a la muerteFrecuencia 432 HzFrecuencia 440 HzInfluencia lunarInteligencia innataLenguaje corporal (mito)Ley de la atracciónNegacionismo científicoRayos ERayos NSudario de TurínSelección sobrenaturalSentido azulTerapia del campo del pensamientoTierra huecaTierra plana