FANDOM


Artículos sobre lo
Paranormal Logo
paranormal

Siempre se ha puesto en duda si el Horror de Amityville puede en realidad llamarse un evento de fantasmas. Sin embargo, casi todas las discusiones modernas sobre el tema de los fantasmas y apariciones, tarde o temprano tocan este caso.

Se han hecho películas, libros, páginas web y documentales sobre este fraude y la gente se siente atraída a él porque siempre se asocia a supuestos hechos verdaderos. Tal y como sucedió con el Exorcista, de William Peter Blatty, el Horror de Amityville comenzó con la historia de un libro: The Amityville Horror: A True Story (1977, Jay Anson), publicada en español como Aquí vive el horror. La "casa maldita" de Amityville.

Antecedentes

DeFeo

Ronald "Butch" DeFeo

El 13 de noviembre de 1974, un hombre de 24 años llamado Ronald DeFeo mató a balazos a sus padres, a sus dos hermanos y dos hermanas en su casa de Amityville, Long Island. Fue el más horrendo crimen que el acaudalado suburbio de Amityville haya sufrido jamás.

DeFeo se declaró demente, pero fue declarado culpable y condenado a seis cadenas perpetuas. Durante el juicio, el sujeto sostuvo que meses antes de cometer los asesinatos había escuchado voces que le ordenaban matar (lo que recuerda también el caso del Hijo de Sam, David Berkowitz quien, dos años más tarde, mataría por "ordenes" de un perro).

Poco más de un año después, la casa en el 112 de la Ocean Avenue, donde ocurrieron los crímenes, fue adquirida por George y Kathy Lutz. Quizá por su horrible historia, la casa fue ofrecida a un costo menor comparado con el de otras similares. Aún así, la casa costaba 80 mil dólares. El matrimonio tenía tres hijos viviendo con ellos.

Un mes después de mudarse, el matrimonio Lutz de pronto abandonó el lugar y se fue a vivir con unos amigos sin decir a dónde. El rumor de que habían sido ahuyentados de la casa por una fuerza maligna sobrenatural se extendió con rapidez.

Evento mediático

Amityville-horror-jay-anson

Un mes después, el relato de los Lutz fue presentado en un noticiero de televisión que estaba haciendo una serie sobre PES y casas embrujadas. Según el programa de televisión: "Varias veces se refirieron a voces extrañas que parecían venir de dentro de ellos mismos, de una embestida de fuerza que de hecho, arrojó a la señora Lutz contra un clóset detrás del cual había un cuarto que no aparecía en ningún plano de la casa".

Corrieron rumores de que la policía había confirmado parte del relato, que el lugar estaba siendo investigado por prominentes parapsicólogos (incluídos los charlatanes del matrimonio Warren), y que la Iglesia Católica también efectuaba su propia investigación.

El informe de la televisora también indicó que otras personas que habían poseído la casa antes de que se cometieran los asesinatos tuvieron experiencias extrañas ahí y que mucho antes de que la casa actual fuera construida, ese sitio había tenido fama de ser "visitado" por fantasmas. El abogado de DeFeo, William Weber, se basó en esta información y pensó que podría ser sufuciente para solicitar un nuevo juicio para su cliente, pero no lo fue.[1]

El relato, sin embargo, obtuvo bastante publicidad, como sucede a menudo. Pero, a diferencia de la mayoría de los cuentos de casas embrujadas, este no se desvaneció en pocos meses. El matrimonio Lutz contrató a un escritor profesional llamado Jay Anson para preparar un informe en forma de libro sobre lo sucedido durante el mes que pasaron en la casa.

El libro, The Amityville Horror: A True Story, era un horripilante relato e voces diabólicas, visiones del rostro del multihomicida, y todo, desde una plaga de moscas hasta una de demonios. Este relato escrito se convirtió en 1977 en un best seller. Al menos, estaba mejor escrito que el libro que derivo del fraudulento Caso Cañitas, del charlatán Carlos Trejo que se cree plagió los eventos.

Dos años después se filmó The Amityville Horror (Stuart Rosenberg, 1979), con James Brolin y Margot Kidder y basado en el libro de Anson. Fue de mediano éxito, pero sus secuelas, incluso una en 3D, no fueron tan afortunadas (las secuelas del libro fueron igualmente bodrios).

Refutación

Amityville Film

Al principio, y en el auge del fenómeno, se consideró el relato de Amityville como una supuesta prueba sólida de la directa influencia demoníaca en el mundo. Muchas personas creyeron sinceramente que todo fue verdad, sin embargo, había muchos escollos que indicaban lo contrario.

Muchas personas expresaron sus dudas acerca de los acontecimientos en la casa. El investigador Rick Moran, por ejemplo, compiló una lista de más de un centenar de errores de hechos y discrepancias entre la "historia real" de Anson y la verdad. El remake de la película que apareció en el 2005 prometía explotar el libro de Anson más profundamente que los guiones anteriores, incluyendo antecedentes tempranos sobre los indios (cuyos espíritus vengativos pueden estar al acecho) y los primeros pobladores de la zona que eran adoradores del diablo. Sin embargo, Moran explica, "Los expertos me dijeron que la tribu mencionada no era de la zona de Amityville en absoluto (en realidad, habían habitado el extremo oriental de Long Island, a 112.65 km de distancia) y que los colonos mencionados no eran residentes locales tampoco. La táctica de Anson estaba clara - cuando se esté corto de buen material para un libro, rellénelo con hechos espurios". Y el padre Pecoraro, el sacerdote que fue expulsado de la casa por ¿los demonios? Según Moran, que entrevistó a Pecoraro, "Él dijo que nunca vio nada en la casa."

Joe Nickell, autor de Entities: Angels, Spirits, Demons, and Other Alien Beings (Entidades: ángeles, espíritus, demonios y otros seres extraños, 1995), y quien personalmente visitó Amityville y entrevistó a los posteriores dueños de la casa., también encontró numerosos agujeros en la historia de Amityville. Algunos ejemplos de estas discrepancias son:

  • Los Lutz no podrían haber encontrado el la huella de una pezuña demoníaca en la nieve, porque los registros meteorológicos mostraron que no había habido nevadas como para apreciar huellas.
  • Aunque el libro detalla grandes daños a las puertas de la casa y otros equipos caseros; las cerraduras originales, los picaportes y bisagras estaban, de hecho, intactos.
  • La policía, según el libro y la película, fue llamada para que hicieran una visita a la casa, pero Nickell escribe que: "Durante el 'asedio' de 28 días que llevó [a la familia Lutz] a salir de la casa, ni una sola vez llamaron a los uniformados."
  • Una y otra vez, tanto las grandes como las pequeñas afirmaciones fueron refutadas limpiamente por testigos presenciales, investigaciones y pruebas forenses. Aún así, los Lutz se apegaron a su historia, cosechando decenas de miles de dólares por los derechos del libro y de la película.[2]

Pero la verdad detrás del Horror de Amityville finalmente se reveló cuando el abogado de DeFeo, William Weber, admitió que él, junto con los Lutz, "crearon esta historia de terror mientras bebían muchas botellas de vino." La casa nunca estuvo realmente embrujada; las horribles experiencias simplemente fueron inventadas. Jay Anson embelleció aún más el cuento de su libro, y para cuando los guionistas de la película lo había adaptado, cualquier grano de verdad que podría haber estado allí había pasado de largo.

Cada investigación independiente encontró que todas las "evidencias" de los sensacionales acontecimientos presentados en el libro y la película solo dependen de las declaraciones de los Lutz.

Últimamente, Anson admitió que no sabía si lo que escribió era verdad o ficción; él solo anotó lo que los Lutz le dictaban.

George Lutz sigue afirmando que los eventos son en su mayoría ciertos, pero no ha ofrecido ninguna evidencia que lo respalde.[3]

Los actuales propietarios de la casa, que tienen que sufrir con la miríada de gente que los visita para conocer el lugar de los hechos y tomarse fotos, han recalcado que nunca han tenido ni una sola experiencia fuera de lo ordinario.

Una cosa curiosa con las fotos de la casa para promocionar los libros y las películas es que lo que se ve es el costado de la misma, no el frente.

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Cohen, Daniel. La Enciclopedia De Los Fantasmas. 1a. ed. México, D.F.: Edivisión, 1989. Print. ISBN 9688900362.
  2. Joe Nickell. Entities: Angels, Spirits, Demons, and Other Alien Beings. Prometheus Books; 1St Edition. March 1, 1995
  3. Benjamin Radford. The Amityville Horror Snopes.com. Abril 2005
P
Adolf FritzBajo astralBokorCaras de BélmezCaso CañitasCaso VallecasDetectives psíquicos DuppyEl Horror de AmityvilleEscritura automáticaEspiritismoFantasmaFenómeno paranormalLas campanas de BealingsMédiumPoltergeistPrecogniciónPsicofoníaPsicofonía del InfiernoPsíquicoRetrocogniciónZombi