FANDOM


Artículos
00-Conspiracy Logo
Conspiranóicos

Las estelas químicas (o chemtrails en inglés) son un supuesto fenómeno que consiste, según los convencidos de su existencia, en que algunas estelas de condensación dejadas por aviones no son tales, sino que en realidad están compuestas por productos químicos.[1] La existencia de dichas estelas químicas ha sido refutada por la comunidad científica, si bien casi todas las hipótesis de esta teoría de conspiración coinciden en que su objetivo sería causar algún tipo de daño a la población. Se trataría de una práctica conocida por unos pocos, quedando fuera de este término la dispersión de sustancias químicas para fines reconocidos (fumigación, sembrado de nubes, exhibiciones aéreas, etc.).

El término inglés «chemtrail» es una abreviación de la expresión inglesa «chemical trail», cuya traducción literal es estela química. La denominación imita a la que se da en este idioma a las estelas de condensación («contrail»).

00-Wiki Logo
Contenido reeditado de
Wikipedia (ver autores).
licencia Creative Commons.

El vocablo fue utilizado por primera vez por el periodista William Thomas en 1999, aunque la primera descripción del fenómeno data de 1997, por Richard Finke. Algunos partidarios de esta teoría defienden que las estelas químicas comenzaron años antes.[2]

La comunidad científica se muestra, en el mejor de los casos, escéptica respecto a la existencia de las estelas químicas. En el caso más normal, la teoría de conspiración de los chemtrails es totalmente rechazada.[3][4][5][6][7][8][9][10][11][12][13][14]

Descripción del fenómeno

Contrail.fourengined.arp

Estela de condensación.

Las estelas de condensación se forman al condensarse el vapor de agua producido por la combustión en los motores de los aviones. El camino puede estar distorsionado por los vientos, y algunas veces se extiende hacia afuera para formar una capa de cirros. En raras ocasiones, cuando el aire está casi saturado de vapor de agua, la circulación de aire en las puntas de las alas de un avión puede causar suficiente presión y temperatura.[15]

Los defensores de esta teoría afirman que las estelas químicas se diferencian de las estelas de condensación normales en que son más gruesas y persisten durante mucho más tiempo, durante el cual se expanden. A menudo se generarían cruzándose en el cielo unas con otras, formando patrones hasta llegar a cubrir por completo el cielo con un "falso" cirroestrato.

Los partidarios de la teoría aseguran que esta práctica se da con una frecuencia creciente, a la vez que se expande también la red de quienes denuncian su existencia.

Hipótesis sobre su propósito

Los objetivos de esta práctica serían uno o varios de los siguientes:

  • Control del clima (tal vez para mitigar los efectos del cambio climático, o tal vez para provocarlos).
  • Usos militares.
  • Comunicaciones.
  • Radar.
  • Guerra biológica o guerra química.
  • Propagación de enfermedades.
  • Causar sequías.
  • Alterar el ADN.
  • Detener la sobrepoblación (esterilización).
  • Desconocido.

Supuestas evidencias

  • Tiempo de permanencia: el tiempo que permanecerían en el aire las estelas químicas excede ampliamente el de las estelas de condensación, llegando a persistir durante horas.
  • Inexistencia del fenómeno antes de los años 90: este fenómeno habría aparecido o habría aumentado notablemente a partir de los años 90, mostrando claras diferencias respecto a las estelas de condensación y las nubes normales.
  • Estelas químicas a baja altura: las estelas de condensación aparecen a alturas superiores a los 8.000 metros aunque está comprobado que la condensación del vapor de agua puede darse a inferiores alturas - dependiendo de la humedad y temperatura - e incluso a la altura del nivel del mar (niebla). Algunos defensores de la existencia de las estelas químicas afirman avistar estelas a alturas inferiores pero no hay documentos técnicos que certifiquen dichas alturas.
  • Existencia de documentos sobre armas experimentales: en el Space Preservation Fact del 2001, presentado por Dennis Kucinich ante la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aparece un listado de armas cuya prohibición se propone, entre las que se mencionan las estelas químicas. También existen documentos que demuestran el interés de ciertos estamentos militares por controlar el clima [1]. Esto es interpretado como una prueba de que dichas armas existen.
  • Oscurecimiento global: existe interés en estudiar el efecto de las estelas de condensación en el clima y el cambio climático. Debido a que las estelas dificultan la llegada de la luz del Sol, se considera que podrían tener efectos mitigadores en el calentamiento terrestre (a este efecto se le llama oscurecimiento global). Este interés demostraría que las estelas químicas forman parte de un programa de modificación del clima.
  • Patrones en el cielo: las supuestas estelas químicas crean en ocasiones patrones en el cielo (líneas paralelas, líneas que se cruzan, etc.). Esto es interpretado como prueba de que se pretende que las estelas químicas cubran una gran área.
  • Aparición de enfermedades: la supuesta aparición de nuevas enfermedades tras la aparición de las estelas químicas constituiría una prueba de que forman parte de un programa de experimentación o de exterminio de la población.
  • Detección de olores tras la aparición de las estelas químicas: indicaría la existencia de productos químicos.
  • Detección de substancias tras la aparición de las estelas químicas: los seguidores de esta teoría señalan que se ha detectado bario, aluminio y estroncio en muestras del suelo tras aparecer estelas químicas, así como bacterias.[16]
  • Existencia de anteriores programas militares de experimentación sobre la población: lo cual constituye un antecedente del supuesto plan actual.
  • Existencia de agujeros en las nubes: en ocasiones se observa que las nubes "se deshacen" tras el paso de un avión, así como material que cae de las nubes.
  • Extraño comportamiento de los aviones involucrados:
    • Estelas químicas en forma de U: indicarían que el avión que las causó habría girado sobre sí mismo. Se considera como prueba de que se pretende "fumigar" reiteradamente una zona
    • Estelas químicas presentando líneas discontinuas: se interpreta que no pueden ser estelas de condensación, ya que no resulta creíble que zonas cercanas de la atmósfera presenten condiciones tan dispares.
    • La estela química no sale de los motores del avión: si se tiene en cuenta que las estelas de condensación salen de los motores de la aeronave, la existencia de estelas que no salgan de ellos constituye una prueba de que no son tales.
  • Admisión alemana: Al menos un video de YouTube pretende mostrar a una agencia de noticias alemana levantando la tapa de los aviones militares generando estelas químicas y rociando bario en la atmósfera, de acuerdo con los subtítulos en inglés.[17]
  • Admisión inglesa: Gran Bretaña ha publicado recientemente información sobre una serie de experimentos secretos de guerra biológica realizados entre 1940 y 1979. La investigación se realizó para conocer la vulnerabilidad de la población británica a ciertos patógenos, en caso de que los rusos arrojaran nubes de gérmenes letales sobre el país.[18]
  • Admisión de pilotos: Al menos un video de YouTube afirma que dos pilotos de aviones expusieron chemtrails.[19]

Refutación

Tiempo de permanencia e inexistencia del fenómeno antes de los 90

Primeramente, dependiendo de la humedad ambiental, es normal que el fenómeno de una estela de condensación dure varias horas.[15] De hecho, varias fotografías, recortes de periódicos y artículos científicos de la década de 1970 (e incluso antes) son una buena evidencia de que esto es cierto. A su vez, el hecho de que existan documentos en los años 70 demuestra que habían estelas de condensación antes de los 90.[20] De hecho, también pueden verse ejemplos fotográficos.[21]

Un artículo científico de 1970 explica e ilustra cómo y por qué se forman contrails persistentes:

«La difusión de las estelas de chorro en láminas cirrus extensas es una vista familiar. Menudo, cuando existen estelas persistentes de 25.000 a 40.000 ft, varias estelas largos aumentan en número y gradualmente se funden en una hoja de entrelazado casi sólido.

[....] 

Contrail el desarrollo y la dispersión comienzan en las horas de la mañana con el inicio del tráfico pesado y pueden extenderse de horizonte a horizonte a medida que el tráfico aéreo alcanza su pico. La Fig. 1 es un ejemplo típico de las estelas de la mañana que ocurrió el 17 de diciembre de 1969 al noroeste de Boulder A media tarde, las condiciones del cielo se habían convertido en las que se muestran en la Fig. 2,  una hoja de estela casi sólida,  con un promedio de 500 m de profundidad.»

 Pero una simple serie de observaciones puede falsificar o probar esta noción. Supongamos por un momento que los militares realmente comenzaron a rociar chemtrails en 1999, cuando Art Bell los discutió por primera vez en su programa de radio C2C. ¿No crees que este nuevo fenómeno sería de interés para los meteorólogos, los físicos atmosféricos y otros científicos relacionados con el clima? Yo pensaría que sí. La razón por la cual este escenario hipotético carece de base en la realidad es porque los científicos han estudiado y comprendido este fenómeno durante décadas. 

Y puedes estudiar esto también. Sal afuera todos los días y toma fotos del cielo. Registre cuando vea contrails persistentes y compare estas observaciones con la información que se puede encontrar en un sitio meteorológico como weather.com. Las estelas persistentes se formarán cuando la temperatura y la humedad estén en ciertas condiciones. La tabla de Appleman se usa para predecir las estelas. También ilustra las condiciones adecuadas para las estelas persistentes. Si observas estelas persistentes, y coinciden con las condiciones climáticas ideales, tenemos una fuerte correlación. 

Algunos teóricos de la conspiración afirman que, de hecho, NO PUEDE distinguir las estelas y las estelas químicas. Todo es parte de los proyectos militares secretos. Qué listo. Pero espere un segundo. Si no puedes distinguir una estela de una estela química, ¿qué verdades se han revelado desde 1999? Anteriormente se afirmó que los "chemtrails" en sí mismos eran evidencia de la conspiración, pero si está de acuerdo con la premisa antes mencionada, ¿qué evidencia o argumentos tiene?

Patrones en el cielo

Se dice que se puede diferenciar un chemtrail de una estela por su formación. Las estelas de larga duración solo aparecen en formaciones "normales". Chemtrails aparecen en líneas de cuadrícula, líneas paralelas o formaciones "x". Estas afirmaciones solo son ciertas en el sentido de que estas formaciones sí aparecen.

Pero dar a entender que algo siniestro está sucediendo es infundado. Si vives cerca de un aeropuerto, probablemente verás algunas de estas formaciones "misteriosas". La simple razón es que con todos estos aviones, terminarás obteniendo estelas de diferentes direcciones. ¡Estas formaciones aparentemente "diseñadas" ocurren porque hay tantos aviones volando alrededor de los Estados Unidos!

No es como los aviones comerciales todos siguen su propio "camino aéreo" único. Después de un tiempo, sus caminos se cruzan, y como ya he demostrado, esto puede suceder con estelas persistentes.

Aparición de enfermedades

Muchas personas en la red afirman que los chemtrails están enfermando a las personas. No solo en los Estados Unidos, ¡sino que están enfermando a las personas en todo el mundo! Aquí hay algunos titulares de un par de artículos de chemtrail:[22]

"¿Se deportaron los atletas olímpicos? ¿Muchos enfermos con síntomas de gripe?" "Chemtrails continúa enfermando a muchos-Uproar internacional elaborando cerveza" "Un médico observa que los chemtrails están enfermando a la gente"

¡Creo que la explicación más racional para el primer artículo es que estos atletas olímpicos acaban de tener gripe! La navaja de Occam en su máxima expresión. Pasemos al tercer artículo, para una refutación más larga:[23]

«Me doy cuenta de que mis pacientes vienen con frecuentes dolores de cabeza, congestión nasal, asma e infecciones del oído en los últimos días / semanas. ¡Lo atribuyo a las reacciones alérgicas a los productos químicos que nuestro gobierno está pulverizando en NUESTRO aire! Me he dado cuenta de que los laboratorios de "análisis del cabello" que realizo en algunos de mis pacientes indican niveles ALTOS de Bario.»

¿Cómo sabe este médico que todas estas enfermedades fueron causadas por "chemtrails"? Parece implicar que el descubrimiento de bario en el análisis del cabello de su paciente prueba un vínculo. No obtenemos cifras para estos "niveles altos", por lo que el reclamo no está verificado en este momento. El nombre del médico es Michael Pece, que vive en Phoenix, Arizona. ¿Hay algo más en Phoenix que pueda explicar los "altos niveles de bario"?

Phoenix es la quinta ciudad más poblada. Las grandes ciudades a menudo contienen grandes fábricas y miles de automóviles. Ambos emiten muchos contaminantes, especialmente bario. También está documentado en varios estudios ambientales que la calidad del aire de Phoenix es muy pobre. Me doy cuenta de que los "chemtrails", si existieran, mostrarían los mismos síntomas que los contaminantes (problemas respiratorios, infecciones de oído, problemas de pecho). Pero este no es el punto. Se da a entender que no hay otra explicación que pueda explicar estos síntomas. Yo diría que la contaminación probablemente tenga un papel en estas enfermedades. ¡Pero no olvides esos gérmenes!

«Desde principios de la década de 1990, los residentes del Valle del Sol han estado buscando algo de alivio propio. La "Nube Marrón", como se la conoce, envuelve el área de Phoenix en contaminantes casi todo el año, lo que resulta en que la Asociación Estadounidense del Pulmón otorga al Condado de Maricopa el grado más bajo para la calidad del aire tanto en ozono como en partículas en 2005.

En su mayor parte, la nube marrón se compone de pequeñas partículas de dióxido de carbono y dióxido de nitrógeno. Estas sustancias se depositan en el aire principalmente por la quema de combustibles fósiles. Los automóviles, el polvo relacionado con la construcción, las plantas de energía, las cortadoras de césped con motor de gasolina, sopladores de hojas y más contribuyen diariamente a la nube.»

La contaminación de las fábricas y los automóviles ha causado problemas respiratorios durante mucho tiempo, pero durante los últimos 20 años la EPA ha ayudado a mejorar la calidad del aire en los EE. UU. Al prohibir el asbesto, el DDT y otros contaminantes dañinos y reducir las emisiones de las fábricas.[24]

Admisión alemana

El audio alemán actual cuenta una historia bastante diferente: no se trata de manipulación del tiempo y productos químicos, sino de la paja (contramedidas de radar) desplegadas desde aviones de combate durante ejercicios militares que se registraron falsamente como nubes de lluvia en radares meteorológicos.[25]

Admisión inglesa

La mayoría de estos experimentos consistió en sustitutos similares a los gérmenes que tenían muy pocos riesgos para la salud.[26]

En la mayoría de los casos, los ensayos no utilizaron armas biológicas sino alternativas que los científicos creían que imitarían la guerra bacteriológica y que, según el Ministerio de Defensa, eran inofensivas. Pero, por supuesto, eso es lo que les gustaría que creas... Varias familias se han presentado e insistido en que los defectos de nacimiento de sus hijos provienen de estos experimentos. El Ministerio de Defensa señala que los más afectados serían personas mayores o personas con problemas respiratorios. Los defectos de nacimiento serían poco probables, pero aún posibles.

En los últimos años, el Ministerio de Defensa encargó a dos científicos que revisaran la seguridad de estas pruebas. Ambos informaron que no había riesgo para la salud pública, aunque uno sugirió que los ancianos o las personas con enfermedades respiratorias podrían haber sufrido daños graves si inhalaban suficiente. cantidades de microorganismos.

Informes independientes de científicos eminentes han demostrado que no hay peligro para la salud pública debido a estas liberaciones que se llevaron a cabo para proteger al público. Los resultados de estos juicios_ salvarán vidas si el país o nuestras fuerzas enfrentan un ataque de armas químicas y biológicas.

¿Alguna de estas pruebas se parece al fenómeno del chemtrail? Para ser más específicos, ¿rociaron a alguno de estos agentes desde alturas de 30,000 pies? Esto es lo que a los teóricos de la conspiración les gustaría que crean, pero esa afirmación es un poco engañosa. Miremos los diferentes estudios y compárelos con los "chemtrails" característicos.

"The Fluorescent Particle Trials", revela cómo entre 1955 y 1963 los aviones volaron desde el noreste de Inglaterra hasta la punta de Cornualles a lo largo de las costas sur y oeste, dejando caer enormes cantidades de sulfuro de cadmio y zinc en la población. fluorescencia que permite monitorear la propagación. En otra prueba con sulfuro de cadmio y zinc, un generador fue remolcado a lo largo de una carretera cerca de Frome en Somerset, donde arrojó el químico durante una hora

Este resumen no nos da información específica sobre qué tan alto volaron los aviones, pero si querían ver los efectos sobre la población, probablemente estaban rociando la bacteria cerca del suelo. ¿Y dónde dice que estos aviones dejaron rastros químicos? Dice que las partículas eran fluorescentes y flotaban hacia el interior, pero ¿qué tiene esto que ver con el fenómeno de la estela persistente?

Entre 1961 y 1968, más de un millón de personas a lo largo de la costa sur de Inglaterra, desde Torquay hasta New Forest, estuvieron expuestas a bacterias como e.coli y bacillus globigii, que imita al ántrax. Estas liberaciones vinieron de un barco militar, el Icewhale , anclado en la costa de Dorset, que pulverizó los microorganismos en un radio de cinco a 10 millas.

Todos estos "sprays" vinieron de un barco militar. Está bien. ¿Sabes qué humo sale del tubo de escape del barco? Es "Chemsmoke". (Espero no crear otro monstruo...).

El informe también revela detalles de los ensayos DICE en el sur de Dorset entre 1971 y 1975. Estos involucraron a científicos militares de EE. UU. Y el Reino Unido rociando en el aire cantidades masivas de bacterias serratia marcescens, con un simulante de ántrax y fenol.

Bacterias similares fueron liberadas en 'The Sabotage Trials' entre 1952 y 1964. Estas fueron pruebas para determinar la vulnerabilidad de los grandes edificios gubernamentales y el transporte público para atacar. En 1956 se lanzaron bacterias en el metro de Londres a la hora del almuerzo a lo largo de Northern Line entre Colliers Wood y Tooting Broadway. Los resultados muestran que el organismo se dispersó alrededor de 10 millas. Se realizaron pruebas similares en túneles que funcionan bajo edificios gubernamentales en Whitehall.

Entonces estas pruebas liberaron bacterias en los edificios. Mi suposición es que si el Reino Unido o cualquier otro país estuviera rociando bacterias desde aviones, todo sería invisible a simple vista. No veo ninguna razón para que se coloree, o para permanecer en el aire en bandas similares a una estela. Así que esta afirmación de que "desde que lo hicimos en el Reino Unido lo hicimos" es pura especulación. Si el gobierno realizó experimentos secretos de rociado biológico, el fenómeno del chemtrail y sus adherentes no serían de ayuda en la investigación porque no tiene nada que ver con las pruebas que sabemos que ya se han realizado en el Reino Unido. Si los "chemtrailers" fueran investigadores serios, obtendrían un buen estudio científico y enviarían sus hallazgos a una revista revisada por pares. Como se mencionó anteriormente, sería ilógico rociar a altitudes de 30.000 pies, y todos sabemos lo persistente que son los contrails desde la invención de los jets.

Admisión de los pilotos

Sin embargo, estos pilotos admitieron que era falso para ver si los teóricos de la conspiración se creían el bulo. Lo hicieron, obviamente.[27]

Uso de orgonita contra estelas químicas

Entre quienes denuncian la existencia de las estelas químicas hay quien recomienda el uso de orgonita contra éstas. La orgonita es una mezcla de virutas de metal, cuarzo y resina de poliéster que, supuestamente, potencia la energía orgónica positiva y sirve para eliminar un amplio abanico de males y agentes nocivos. El dispositivo de orgonita utilizado para eliminar las estelas químicas es conocido generalmente como cloudbuster y consiste en unos seis tubos de cobre de unos dos metros de largo, clavados en un cubo lleno de orgonita. Los defensores de esta pseudotecnología se basan en las ideas de Wilhelm Reich.

Sin embargo, la teoría de la energía orgónica no cuenta con evidencia alguna que respalde su existencia o supuestos efectos, y es considerada pseudociencia, siendo una variante más de las diversas propuestas de energía vital, al igual que el mesmerismo o el élan vital.

Críticas a la teoría

Confusión con cirros

Algunos críticos a esta teoría afirman que gran parte de las supuestas estelas químicas son en realidad cirros (cirros, cirrocúmulos y cirroestratos). Estos mismos detractores insisten en que las supuestas estelas químicas detectadas se encuentran a gran altura y no -como afirman algunos defensores de la versión de la conspiración- a baja.

Magnitud de la conspiración

Los críticos argumentan que, dada la magnitud de la supuesta operación para producir estelas químicas, sería necesaria la implicación de un gran número de individuos. Además, muchas estelas químicas provienen de aviones civiles, lo que hace aún más difícil mantener el secreto. Para contrarrestar este argumento, algunos sugieren que los productos químicos pueden ser añadidos deliberadamente al combustible sin que el piloto tenga conciencia del mismo. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) ha afirmado que su única unidad capaz de efectuar fumigaciones es la 910, que emplea para ello aviones C-130 Hércules.

Tiempo de persistencia

En contra de la creencia de que las estelas de condensación no puedan durar mucho tiempo está la mención en el "Atlas de Nubes" de la Organización Meteorológica Mundial del año 1975, en la que puede leerse lo siguiente de las estelas de condensación:

[...] A menudo tienen vida corta, pero en particular, cuando están presentes cirrus o cirroestratus, pueden persistir durante varias horas. Las estelas persistentes se dispersan progresivamente [...] a veces es imposible distinguir entre estelas viejas y estas nubes.

Existencia del fenómeno antes de los años 90

La existencia de las estelas de condensación es conocida desde, al menos, 1918, fecha de la primera descripción conocida. Dicha descripción la dio el capitán Ward S. Wells durante la ofensiva de Meuse-Argonne en la Primera Guerra Mundial.

El primer informe de una estela de condensación persistente data de 1921 y apareció en el Monthly Weather Review. Además, existen abundantes fotos de la Segunda Guerra Mundial, la USAF tiene constancia de su presencia desde 1953 y se mencionan en el Atlas de Nubes de 1975.

Aparición y desaparición de estelas químicas

Según la NOAA el hecho de que las estelas aparezcan a veces segmentadas obedece a que el avión pasa a través de zonas de la atmósfera con diferentes humedades y temperaturas:

Ocasionalmente un avión de reacción, especialmente si está ascendiendo o descendiendo, pasará a través de una capa mucho más seca o más húmeda de la atmósfera lo que puede producir el patrón de estela rota observada, apareciendo esta de forma segmentada en vez de continua.

Existencia de coloraciones

En los cirros -especialmente en los cirroestratos- es normal que se produzcan irisaciones. De hecho, la Organización Meteorológica Mundial, en su Atlas de Nubes de 1975, ya mencionaba que las estelas de condensación eran capaces de generar irisaciones de colores excepcionales.

Tráfico aéreo

El tráfico aéreo mantiene un elevado ritmo de crecimiento. Esto explicaría por qué las estelas de condensación son cada vez más abundantes en el cielo. Para los críticos de la teoría, los dibujos que forman las estelas químicas (cruzándose, paralelas, etc.) siguen simplemente las direcciones de las rutas aéreas.

No constancia de fumigación

Los análisis presentados por los partidarios de la existencia de estelas químicas no son considerados por los críticos como una prueba suficiente. Se critica que en estos estudios no se analizan las nubes, sino el suelo y que los productos encontrados en ellos son normales y no constituyen peligro para la población.

Fenómenos similares

  • Los aviones en ocasiones lanzan combustible para aligerar peso al realizar un aterrizaje de emergencia.
  • En las exhibiciones aéreas y desfiles se lanza humo coloreado con finalidad lúdica.
  • El yoduro de plata tiene un efecto de condensación, por lo que es capaz de generar nubes e incluso dar lugar a precipitaciones. Debido a esto en ocasiones ha sido esparcido de forma deliberada. Un ejemplo se dio en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, antes de los cuales se lanzó este producto y diatomita para evitar que llegasen precipitaciones que entorpeciesen los Juegos durante el transcurso de los mismos, y para purificar el contaminado aire de Pekín.
  • Los pesticidas pueden lanzarse desde el aire, método conocido como fumigación aérea.
  • Escritura de mensajes en el aire.
  • Los misiles y cohetes espaciales son capaces de generar estelas de condensación a alturas muy elevadas.
  • Dispersión deliberada de sustancias en la alta atmósfera para estudiar el comportamiento de la misma.

A pesar de que las argumentaciones presentadas en esta teoría conspiratoria ya han sido refutadas, sus los defensores siguen trayéndolas a la mesa, por lo que se consideran argumentos zombi.

Véase también


P Conspiranoias
Ufología   Cráneos de ParacasEncubrimiento OVNIHombres de negroIncidente de RoswellMajestic 12Los extraterrestres del congelador
Medicina   Conspiraciones en MedicinaFluoración (conspiración)LSD (Conspiración)Movimiento antivaxx
Urbanas   Código de barrasFrecuencia Extremadamente BajaFrecuencia 440 HzExperimento FiladelfiaEl Nuevo Orden MundialEstela químicaJohn TitorMK-ULTRAOperación TridenteReptilianos
Véase también   Agustin de BarruelDerosIlluminatiJonestown (conspiración)Joseph McCarthyLyndon LaRoucheNegacionismo del HolocaustoNegacionismo del VIH/SIDAPelícula de ZapruderTeoría conspiratoria

Referencias y ligas externas

  1. Watson, Traci, Conspiracy theories find menace in contrails USA Today, 7 de marzo de 2001
  2. Downing, Bob (16 de marzo de 2002).«Conspiracy theorists look up: Some argue jet contrails are U.S. chemical spray» Beacon Journal News.
  3. «Chemtrails - Gefährliche Experimente mit der Atmosphäre oder bloße Fiktion?». Umwelt Bundes Amt: Für Mensch und Wmwelt. Marzo de 2011. Consultado el 06/07/2018.
  4. «Contrails Facts». Consultado el 06/07/2018.
  5. Radford, Benjamin. «Curious Contrails: Death from the Sky? - CSI». www.csicop.org. Skeptical Inquiree: Marzo/Abril de 2009. Consultado el 2018-07-06.
  6. Thomas, Dave (Septiembre de 2008). «The ‘Chemtrail Conspiracy’ - CSI». www.csicop.org. Consultado el 2018-07-06.
  7. Quesnel, Shannon (18 de Julio de 2013 - 12:30 PM). «Scientific community debunks chemtrail conspiracy theory». Consultado el 2018-07-06.
  8. Duda, David. «Contrails». Hampton University/NASA LaRC. 2009-07-31. Consultado el 2018-07-06.
  9. Brewer, Peter G. (2007-06-12). «Evaluating a technological fix for climate». Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 104 (24): 9915-9916. ISSN 0027-8424. PMC PMC1891232 |pmc= incorrecto (ayuda). PMID 17551005. doi:10.1073/pnas.0703892104. Consultado el 2018-07-06.
  10. Brewer, Peter G. (2007-06-12). «Evaluating a technological fix for climate». Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 104 (24): 9915-9916. ISSN 0027-8424. PMC PMC1891232. PMID 17551005. doi:10.1073/pnas.0703892104. Consultado el 2018-07-06.
  11. Brewer, Peter G. (2007-06-12). «Evaluating a technological fix for climate». Proceedings of the National Academy of Sciences (en inglés) 104 (24): 9915-9916. ISSN 0027-8424. PMID 17551005. doi:10.1073/pnas.0703892104. Consultado el 2018-07-06.
  12. Purdey, Mark (2004-01). «Elevated silver, barium and strontium in antlers, vegetation and soils sourced from CWD cluster areas: Do Ag/Ba/Sr piezoelectric crystals represent the transmissible pathogenic agent in TSEs?». Medical Hypotheses (en english) 63 (2): 211-225. ISSN 0306-9877. doi:10.1016/j.mehy.2004.02.041. Consultado el 2018-07-06.
  13. Purdey, Mark (2004). «Elevated silver, barium and strontium in antlers, vegetation and soils sourced from CWD cluster areas: do Ag/Ba/Sr piezoelectric crystals represent the transmissible pathogenic agent in TSEs?». Medical Hypotheses 63 (2): 211-225. ISSN 0306-9877. PMID 15236778. doi:10.1016/j.mehy.2004.02.041. Consultado el 2018-07-06.
  14. Westminster, Department of the Official Report (Hansard), House of Commons,. «House of Commons Hansard Written Answers for 8 Nov 2005 (pt 11)». publications.parliament.uk. Consultado el 2018-07-06.
  15. 15,0 15,1 2018, Mayo 23. «Vapour trail». Encyclopedia Britannica. Consultado el 05/07/2018.
  16. CHEMTRAILS: Is U.S. Gov't. Secretly Testing Americans 'Again'? KSLA News 12 Shreveport
  17. EpiphanyProductions (2007-12-17), Chemtrail Proof - German Military Exposed., consultado el 2018-07-06
  18. Barnett, Antony (2002-04-21). «Millions were in germ war tests». the Guardian (en inglés). Consultado el 2018-07-06.
  19. Libby Lagadi (2011-09-18), HAARP Chemtrail Whistleblower Pilot Exposes Video Truth Evidence, consultado el 2018-07-06
  20. «The Free Lance-Star». Google News Archive Search.
  21. «WWII Contrails - Cirrus - Picasa Web Albums».
  22. https://rense.com/general3/chemath.htm «Did Olympic Athletes Get Chemtrailed? - Many Sick With 'Flu-Like' Symptoms.». Rense.com.
  23. «A doctor observes that chemtrails are making people sick». anomalies-unlimited.com.
  24. Sorensen, Dave; Winston, Edward L. (3/12/2010). «Chemtrails». Consultado el 5 de Julio de 2018.
  25. «Chemtrails - RationalWiki». rationalwiki.org (en inglés). Consultado el 2018-07-06.
  26. Barnett, Antony (2002-04-21). «Millions were in germ war tests». the Guardian (en inglés). Consultado el 2018-07-06.
  27. West, Mick (24/07/2010). «Fake, Hoax, Chemtrail Videos - Contrail Science». Contrail Science (en inglés estadounidense). 2010-07-24. Consultado el 2018-07-06.


Enlaces externos