FANDOM


Artículos sobre
00-Debunk
Creencias falaces

Mito

La educación es un proceso de aprendizaje a partir de la visión de todos los lados de un problema, por lo que es apropiado para el creacionismo y la evolución que ambas se enseñen en los cursos de ciencias de las escuelas públicas. No hacerlo es una violación de los principios de la educación y de las libertades civiles de los creacionistas. ¿Qué hay de malo en escuchar a ambas partes?

Refutación

Los profesores de enseñanza media y universitarios han descubierto que pedirles a sus estudiantes que analicen las controversias resulta de enorme valor para su educación. ¿Qué sucede, entonces, con la enseñanza de ambos lados de la controversia supuesta entre la evolución y el creacionismo o "Diseño Inteligente" (DI)? Y, por cierto, no se deje engañar por el falso eufemismo. No hay nada nuevo acerca del DI. Es simplemente creacionismo camuflado con un nuevo nombre para deslizarse (con cierto éxito, gracias a un montón de dinero libre de impuestos y pulidos profesionales de relaciones públicas) por debajo del radar del mandato de la Constitución de los EE.UU. que exige la separación entre Iglesia y Estado.

La exposición a las muchas facetas de los problemas es de hecho una parte del proceso educativo en general, y podría ser apropiado para discutir el creacionismo en cursos sobre religión, historia o incluso, la filosofía; pero sin duda, no es Ciencia, de manera similar, los cursos de biología no deben incluir conferencias sobre mitos de la creación de indios americanos a menos que sea como cultura general.

P
Artículos creacionistas
Argumento cosmológico del KalāmBaraminologíaCientífico creacionistaComplejidad irreducibleCreacionismoCreacionismo de la Tierra AntiguaCreacionismo de la Tierra JovenCreacionismo en escuelas públicasDiseño InteligenteHipótesis OmphalosSelección sobrenaturalTeoría de la laguna
Falacias creacionistas
Falacia de HoyleFalacia de la crema de cacahuateFalacia de la Primera CausaFalacia del fósilFalacia del plátanoFalacia del propósito del Universo
Especiales
CrocopatoDecaimiento de CDocumento de la CuñaEl Demonio de MortonEl polvo lunarMuseo de la Creación

¿Por qué, entonces, los educadores de toda la vida y defensores apasionados del estilo de enseñanza de "ambas partes" hacen alianza con prácticamente todos los biólogos para hacer una excepción con la supuesta controversia entre la creación y la evolución? ¿Qué está mal con la racionalidad aparentemente dulce de "lo justo es enseñar ambos lados"?

La respuesta es simple. Esto no es una controversia científica en absoluto. Y es una distracción que hace perder tiempo valioso porque la ciencia evolutiva, quizás más que cualquier otra gran ciencia, está generosamente dotada de controversia genuina. Controversia generada por verdaderos científicos.

El diseño inteligente no constituye un argumento de la misma naturaleza que estas controversias. No es un argumento científico en absoluto, sino religioso. Valdría la pena que se discutiera en una clase sobre la historia de las ideas, en una clase de filosofía sobre las populares falacias lógicas, o en una clase de religión comparativa sobre los mitos del origen alrededor del mundo. Pero ya no pertenece a una clase de biología del mismo modo que la alquimia no pertenece a una clase de química, ni el flogisto en una clase de física, o la teoría de la cigüeña en una clase de educación sexual. En esos casos, la demanda por el mismo tiempo para "ambas teorías" sería ridículo. Igualmente, en una clase de historia europea del siglo 20, ¿quién exigiría un tiempo equitativo para la falsa teoría de que el Holocausto nunca ocurrió?

¿Por qué no es el creacionismo (o su encarnación, el diseño inteligente) sólo otra controversia científica, tan digna de debate científico, como las docenas de temas de ensayos que figuran más arriba? He aquí por qué.

Si el DI fuera realmente una teoría científica, habría evidencia positiva obtenida a través de la investigación, que podría llenar revistas científicas. Sin embargo, esto no sucede. No es que los editores se nieguen a publicar investigaciones sobre el DI. Simplemente no hay ninguna investigación sobre el DI para publicar. Sus defensores sacan la vuelta al normal proceso científico recurriendo directamente al público no científico y - con gran astucia - a los funcionarios del gobierno que eligen.

El argumento que los defensores del DI ponen, tal como es, es siempre de la misma naturaleza. Nunca ofrecen evidencia positiva a favor del diseño inteligente. Todo lo que alguna vez se presenta es una lista de supuestas deficiencias en la evolución. Se nos habla de "lagunas" en el registro fósil. U órganos declarados por decreto y sin pruebas, a ser de "complejidad irreducible": esto es, demasiado complejo para haber evolucionado por selección natural.

En todos los casos hay una suposición "por defecto" escondida (en realidad apenas y sí se molestan en ocultarla) de que si la teoría A tiene una cierta dificultad en explicar el fenómeno X, automáticamente debe preferirse la teoría B sin siquiera preguntarse si dicha teoría B (el creacionismo en este caso) es mucho mejor al ser explicada. Nótese el desequilibrio que hay y cómo se desmiente la razonabilidad aparente de "vamos a enseñar ambas partes". Un lado tiene la obligación de presentar pruebas en cada paso del camino. El otro lado nunca produce un ápice de evidencia, pero se considera que ha ganado de forma automática en el momento en que el primer lado se topa con una dificultad - el tipo de dificultad que todas las ciencias, sin excepción encuentran cada día, pero que trabajan para resolverla con gusto.

No hay ninguna evidencia en favor del Diseño Inteligente: sólo alegatos de lagunas en la integridad de la explicación evolutiva, junto con la falacia del valor “por defecto” que hemos identificado. Y, si bien es cierto que inevitablemente hay un estado de incompleto en la ciencia evolutiva, la evidencia positiva por el hecho de la evolución es realmente enorme, y está formada por cientos de miles de observaciones que se corroboran mutuamente. Estas provienen de áreas como la geología, la paleontología, la anatomía comparada, la fisiología, la bioquímica, la etología, la biogeografía, la embriología y - cada vez más hoy en día - la genética molecular.

El peso de la evidencia se ha vuelto tan considerable que la oposición al hecho de la evolución es risible para todos aquellos que estén familiarizados con al menos una fracción de los datos publicados. La evolución es un hecho: tanto un hecho como la tectónica de placas o el sistema solar heliocéntrico.

Finalmente, ¿por qué debería de importarnos si estas cuestiones debieran o no tratarse en las clases donde se imparten ciencias? No hay motivos para decir que no es así - que los biólogos no deben estar tan calientes bajo el cuello. Tal vez deberíamos aceptar la demanda popular de que enseñemos el Diseño Inteligente, así como la evolución en las clases de ciencias. Después de todo, no tomaría más de unos 10 minutos el agotar el caso del Diseño Inteligente, entonces podríamos volver a la enseñanza de la ciencia real y la genuina controversia.

Tan tentador como pudiera ser esto, no deja de ser una preocupación seria. El seductor lenguaje de "vamos a enseñar la controversia" continúa transmitiendo la falsa y altamente perniciosa idea de que en realidad existen dos caras de la misma moneda. Esto sería distraer a los estudiantes de las controversias verdaderamente importantes e interesantes que dan vida al discurso evolutivo. Peor aún, le entregaría al creacionismo la única victoria a la que de manera realista aspira. Sin necesidad de hacer un único punto bueno en cualquier argumento, habría ganado el derecho de ser una forma de lo sobrenatural para ser reconocida como una parte auténtica de la ciencia. Y eso sería el fin de la educación científica en Estados Unidos.

Conclusión

Existe un considerable daño en la enseñanza de la ciencia de la creación como si fuera una verdadera Ciencia porque la consiguiente difuminación de la línea entre la religión y la ciencia significa que los estudiantes no entenderán lo que es el paradigma científico y cómo aplicarlo correctamente. Por otra parte, los supuestos detrás del creacionismo comprenden un ataque de dos frentes sobre todas las ciencias, no sólo sobre la biología evolutiva.

Uno, si el universo y la Tierra tienen apenas unos diez mil años de antigüedad, entonces, las ciencias modernas de la cosmología, astronomía, física, química, geología, paleontología, paleoantropología y la historia humana temprana son todas inválidas. Sabemos que no es así.

Dos, tan pronto como la creación de una sola especie se atribuya a la intervención sobrenatural, las leyes naturales e inferencias sobre el funcionamiento de la naturaleza se habrán convertido en bazofia. En cada caso, toda la Ciencia deja de tener sentido.

P Creencias erróneas
Falacias sobre la Evolución   Creacionismo en escuelas públicasClarence Darrow dijo que era "fanatismo de las escuelas públicas enseñar una sola teoría de los orígenes"Darwin fue el primero en postular su teoría (mito)El eslabón perdidoEvolución en crisisEl más fuerte sobreviveEl ojo y la evoluciónEquilibrio puntuadoEvolución y azarLa Explosión cámbrica y la evoluciónLa evolución conduce a la inmoralidadEvolución y religiónEvolución y termodinámicaFósiles de transiciónLa deriva genéticaLa evolución es sólo una teoríaLa evolución nunca se ha observadoLa Marcha del ProgresoLa teoría de la evolución es mala influenciaLa teoría de la Evolución es religiónMonos, humanos y evoluciónTeoría de la selección natural y tautologíaTestigos de Jehová y Evolución