FANDOM


Artículos sobre
00-Debunk
Creencias falaces

Primer mito: Los alimentos transgénicos producen cáncer

"Los alimentos transgénicos producen cáncer, como se demostró en el estudio de estudio de Gilles-Eric Seralini en el que las ratas desarrollaron horribles tumores por consumir maíz transgénico, publicado en una revista científica".

La realidad es que la revista “Food and Chemical Toxicology” exigió el retiro del estudio de Seralini por errores metodológicos garrafales. Partiendo por usar una raza de ratas que ha reportado incidencias de tumores espontáneos de hasta 87% en forma natural; un reducido número de ratas por grupo de estudio; no había una relación dosis-respuesta entre las variables experimentales y los supuestos efectos observados, entre varios errores graves[1]. 

Este estudio había sido previamente rechazado y refutado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), seis Academias Científicas de Francia, el Instituto Belga de Investigación de Ciencias de la Vida (VIB), el Instituto Federal Alemán para la Evaluación de Riesgos (BfR), además de instituciones y científicos de todo el mundo.

Más de 2000 publicaciones científicas avalan la seguridad de los cultivos transgénicos, y más de 40 instituciones científicas prestigiosas reconocen sus beneficios e inocuidad.

Segundo mito: uso de pesticidas y herbicidas contaminantes

"Los cultivos transgénicos conllevan el uso de pesticidas y herbicidas que contaminan el medio ambiente y envenenan a los humanos, por eso hay que usar cultivos orgánicos".

La verdad es que los cultivos transgénicos han reducido entre 1996 y 2011 una cantidad de 474 millones de kilogramos de plaguicidas. Esto significa un ahorro del 9% y una reducción de un 17% del impacto ambiental provocado por el principio activo de los plaguicidas. Además, los cultivos transgénicos han reducido el uso de herbicidas hasta un 25% a 33% entre distintas variedades de cultivos. Por otro lado, los herbicidas de baja toxicidad (clase IV) usados en los cultivos transgénicos, han reducido en gran cantidad el uso de herbicidas altamente tóxicos (clase II y III) usados en agricultura convencional. Hasta 83% de disminución para tipo II y 100% para tipo III. A diferencia de la agricultura tradicional, los cultivos transgénicos resistentes a insectos (Bt) no afectan a los insectos no plaga, ni a nivel de cadenas tróficas. Ya que no es necesario aplicar pesticidas de amplio espectro [2]. Sin embargo, los cultivos orgánicos no están libres de pesticidas. Algunos usan los mismos pesticidas que la agricultura convencional (toxina Bt); otros usan piretrina (tóxica para el sistema nervioso); también sustancias extremadamente tóxicas como la rotenona (que impide la respiración a nivel celular), entre otros [3]. 

Tercer mito: generan resistencia a los antibióticos

"Los alimentos transgénicos generan resistencia a los antibióticos a las personas, al asimilar su ADN, por lo que no podremos defendernos de las infecciones".

La realidad es que en 1983 se creó la primera planta transgénica, y fue una planta de tabaco resistente a un antibiótico. A pesar de los mitos anti-transgénicos, es infinitamente pequeña la posibilidad de que estas plantas generen bacterias resistentes a estos antibióticos en nuestro cuerpo. Para esto sería necesario una serie de sucesos altamente improbables que impidan la degradación del gen de resistencia en la digestión (junto al resto de genes de la comida consumida); y además, de no degradarse, se requiere que el gen se incorpore en una bacteria que lo pueda expresar correctamente.

Como dato importante, los genes de resistencia a antibióticos (como kanamicina, metrotexato…) utilizados en estas plantas, están ampliamente distribuidos en el ambiente de forma natural, incluso en la flora intestinal humana, donde se encuentra alrededor de un billón de bacterias resistentes a kanamicina.

Sin embargo, desde hace bastante tiempo ya no se usan genes de resistencia a antibióticos como marcadores de selección (usados para identificar en que plantas la modificación genética fue exitosa). Actualmente se usan marcadores seguros y no tóxicos como marcadores luminosos (gen de la luciferasa), genes involucrados en la biosíntesis de antocianina, el gen gfp de la proteína verde fluorescente (GFP), fosfomanosa isomerasa, D-serina deshidratasa, o genes de resistencia a herbicida (EPSPS).

Cuarto mito: suicidios masivos de agricultores de la India

"Las prácticas comerciales de Monsanto han provocado suicidios masivos de los agricultores de la India, al contraer grandes deudas para comprar las semillas de algodón Bt que después no pudieron pagar".

Es un bulo difundido por “El Mundo Según Monsanto” (el evangelio de los anti-transgénicos), que tiene su origen en unos comentarios del Príncipe Carlos. Pero la verdad muestra una situación totalmente opuesta. El International Food Policy Research Institute (IFPRI) investigó el rumor, y en el 2008 publicó un informe de 64 páginas donde demostró que el nivel de suicidio de los agricultores es un problema mucho más antiguo desde que se introdujera el algodón Bt en la India en el año 2002 y que, para sorpresa, desde ese mismo año los niveles no solo no han aumentado, sino que se han reducido. 

Si seguimos haciendo una búsqueda de información seria, podemos encontrar un estudio del año 2006 sobre agricultores indios de algodón Bt realizado por “IMRB International” que demostró un aumento del 118 por ciento en las ganancias de los agricultores que sembraron el algodón transgénico en comparación con los agricultores que sembraron algodón tradicional. La misma publicación reveló un aumento del 64 por ciento en la producción y una reducción del 25 por ciento en los costes de plaguicidas; en el mismo camino, los datos recaudados en el informe del “Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agro-biotecnológicas” (ISAAA) del año 2009, verifican que con la incorporación del algodón Bt en la India, se ha reducido a la mitad el uso de insecticidas, su adopción por parte de los agricultores indios se ha multiplicado por 150 veces en 6 años, el país pasó de ser importador a exportador, y que lo cultivan más de 5 millones de agricultores indios en el 82 por ciento de la superficie de algodón de este país.

Quinto mito: destrucción de la agricultura

"Monsanto patentó y comercializa semillas terminator que son estériles, lo que llevará a la destrucción de la agricultura".

La realidad es que la tecnología conocida coloquialmente como “semillas terminator” o “semillas suicidas”, se refiere a métodos propuestos (tecnología GURT - Grupo de Tecnologías de Restricción de Uso) para restringir plantas genéticamente modificadas a través de una segunda generación estéril, con el objetivo de que no pudieran reproducirse en ambientes no controlados. 

La tecnología fue inicialmente desarrollada por el Departamento de Agricultura de EE.UU. y la Delta and Pine Land Company (D&PL) en los años 1990s, pero no ha sido liberada al comercio y no está autorizada para su venta. En el caso específico de Monsanto, nunca ha desarrollado estas semillas y, en octubre de 1999, el entonces CEO Robert Shapiro, se comprometió públicamente a través de una "carta abierta" a la Fundación Rockefeller, donde indica que no comercializarían esta tecnología de semillas estériles en cultivos alimentarios, ni tienen planes de investigación u otros que violen este compromiso [4]. 

Sexto mito: Glifofato

"El Glifosato, principal herbicida utilizado en los cultivos transgénicos, es severamente tóxico para humanos".

La REALIDAD es que en dos ocasiones la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) ha encontrado científicos falsificando deliberadamente los resultados de las pruebas realizadas en los laboratorios de investigación contratados por Monsanto para estudiar los efectos del glifosato. El glifosato es el principio activo del herbicida Roundup, que se utiliza en los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas.

La EPA, así como la Organización Mundial de la Salud clasificaron los herbicidas con glifosato como de baja toxicidad, englobados en la Clase III para exposiciones oral e inhalación en una escala de I (más tóxico) a IV (menos tóxico). Tiene la evaluación favorable de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), lleva más de 36 años usándose y está autorizado en 140 países.

Un estudio del activista antitransgénicos Seralini, afirma que las formulaciones y productos metabólicos de Roundup causarían la muerte de embriones, placentas, y células umbilicales humanos in vitro aún en bajas concentraciones. La revisión inicial de la EFSA concluye que la metodología y el análisis del estudio, tal como se presentan en el artículo publicado, carecen de base científica suficientemente sólida como para apoyar la conclusiones de los autores en relación a los tumores en ratas. Según EFSA, del artículo de Séralini et al. no se pueden extraer las conclusiones de que el maíz transgénico NK603 o el glifosato sean la causa de la aparición de tumores en las ratas. 

En cuanto al trabajo de Andrés Carrasco, que pretendía demostrar que el glifosato inhibe el desarrollo fetal de embriones de ranas y pollos, se calificó como "no creíble" porque tiene graves fallas de metodología. En él se utilizó una dosis que fue entre nueve y 15 veces superior a la concentración normal a la que se puede exponer a los anfibios en el ambiente y en el agua. Además, se inyectó el compuesto directamente a los embriones, en lugar de exponerlos al medio natural, lo que fue calificado como "estúpido", pues el mismo resultado se podría (y de hecho se hizo) haber obtenido inyectando cafeína a los embriones.

Séptimo mito: amenaza a la biodiversidad

"Los cultivos transgénicos amenazan la biodiversidad".

La verdad es que los cultivos transgénicos no presentan riesgos distintos para el medio ambiente que los cultivos convencionales. Además, los cultivos transgénicos son más productivos y así contribuyen positivamente a la biodiversidad, al reducir las necesidades de pesticidas, incrementando la producción de alimentos sin aumentar las superficies de cultivo.

En relación a los cultivos transgénicos resistentes a insectos, conocidos como cultivos Bt que tienen la propiedad de resistir el ataque de ciertos insectos y por ende no es necesario aplicar insecticidas a gran escala, se ha concluido que no generan efectos adversos sobre la abundancia de otros insectos (no plaga) y tampoco generan efectos considerables a nivel de cadenas tróficas en comparación a la agricultura convencional, según el estudio de Carpenter de 2011. No tienen efectos negativos sobre las abejas, según el estudio de Duann el al de 2008.

En Europa, la Comisión Europea en base a 130 proyectos de investigación, cubriendo un periodo de tiempo de 25 años, e involucrando 500 grupos científicos independientes, concluyó que los cultivos transgénicos no presentan riesgos distintos para el medio ambiente y la biodiversidad que los cultivos tradicionales (Comisión Europea 2010).

Octavo mito: supermalezas por glisosato

"El glisosato es la causa de la generación de supermalezas tolerantes a este compuesto".

La realidad es que el glifosato se utiliza en la agricultura desde hace más de 40 años y los cultivos transgénicos existen sólo desde hace poco menos de 20 años. En la actualidad existen 21 especies vegetales tolerantes al glifosato, de las cuales 12 se detectaron por primera vez en cultivos convencionales y 9 en cultivos transgénicos.  Hay que dejar en claro que ninguna planta por sí misma ha generado resistencia “natural” al glifosato en cultivos o malezas, ya que nunca se ha observado una transferencia horizontal del gen cp4 (gen de la Agrobacterium tumefaciens que otorga resistencia al glifosato a un cultivo modificado genéticamente) a ningún tipo de planta. El fenómeno de las malezas tolerantes se debe a un uso inadecuado del herbicida: aplicación reiterada, dosis inadecuadas (mayores o menores a la recomendada) y la no rotación en el tipo de herbicida.

La aparición de malezas tolerantes a herbicidas es un fenómeno natural que no depende del tipo de cultivo sembrado ni de un determinado herbicida - una mutación en el ADN de una maleza, puede determinar la aparición de resistencia en un individuo, aunque el herbicida nunca se hubiese aplicado. Si eso sucediera, el uso inadecuado del mismo herbicida se convierte en el causante de seleccionar y multiplicar la maleza resistente.

Noveno mito: dependencia de multinacionales

"Por culpa de multinacionales como Monsanto, los agricultores se harán dependientes de las empresas biotecnológicas productoras de semillas transgénicas".

Falso. La amplia industria de proveedores de semillas convencionales respalda el hecho de que las semillas no transgénicas pueden adquirirse libremente y siguen siendo muy utilizadas. Todas las semillas siguen compitiendo en cuanto a sus características y rendimientos.

Por ejemplo, actualmente hay más de 5000 variedades de maíz disponibles para que los agricultores compren semillas, incluyendo híbridos desarrollados mediante biotecnología como aquellos desarrollados mediante técnicas tradicionales. Los agricultores tienen la total capacidad de decidir qué tipo de semillas sembrar cada temporada y esto depende de, entre varios aspectos, si éstas rinden lo suficiente, si existe mercado para ser comercializadas y si le generan más ingresos netos que otras. Aún cuando decidan utilizar semillas transgénicas, existen numerosas empresas productoras, por lo que el agricultor mantiene su independencia.

Décimo mito: riesgo de demandas

"Los agricultores corren el riesgo de ser demandados por Monsanto si, casualmente, aparecen en sus tierras plantas transgénicas junto a sus cultivos convencionales, fruto de la polinización cruzada".

Falso. No existe una sola demanda en el mundo por contaminación por polinización cruzada; las que se han llevado a cabo se deben a uso ilegal de semillas GM por parte de agricultores (no pago de regalías); un caso famoso es el de Percy Schmeiser (muy citado por los opositores), que perdió 3 juicios en Canadá contra Monsanto, por que el tipo cultivo, bajo cuerda, casi el 100% de sus campos con semillas GM de plantas del campo de un vecino (y en los juicios decía que fue polinización cruzada).

Aunque la “contaminación genética” desde cultivos transgénicos a otros no transgénicos es un riesgo latente, también se debe considerar que los casos descritos hasta el momento sobre presencia de cultivos transgénicos donde no deberían estar corresponden a pérdida de semillas y no a polinización cruzada. El polen de muchas especies de plantas normalmente pierde viabilidad en forma rápida y los riesgos de polinización cruzada son muy reducidos, e irrelevantes en los cultivos auto fecundados como la soja. Por ejemplo, en Europa, un comité de expertos en agricultura, el POECB (Programa Operacional de Evaluación de Cultivos Biotecnológicos), confirmó que la coexistencia de cultivos transgénicos con no transgénicos ha sido efectiva en Francia (POECB, 2004) sin problemas de polinización cruzada. Si observamos el caso de los agricultores españoles, estos llevan más de 12 años cultivando maíz transgénico junto a maíz convencional y no han registrado ningún litigio relacionado por coexistencia.

Un estudio (Brookes, 2004) más amplio que tuvo en cuenta todos los tipos de cultivos, concluyó que mediante buenas prácticas agrícolas no hay nada que afecte negativamente la eficaz coexistencia de cultivos transgénicos, convencionales y orgánicos sin problemas de contaminación en toda Europa. Por otro lado, el más detallado estudio independiente (Brookes & Barfoot, 2004) llevado a cabo sobre coexistencia de cultivos transgénicos, convencionales y orgánicos en EE.UU. concluyó que no se han observado problemas económicos o comerciales por contaminación.

Referencias y ligas externas


P Creencias erróneas
Área médica y Ciencia   Acné y dietaAlmidones y obesidadLa irradiación de alimentos es mortalAntioxidantesEl mito del asbesto y el cáncerEl café y la "cruda" (resaca)Café y saludLos antitranspirantes causan cáncerCrecimiento ungueal post mortemCuerpo humano y el vacío espacialEl alcohol mata las neuronasEl chocolate ¿engorda?Efecto MozartEl agua de cloruro de magnesio es “La Fuente De La Juventud”El zinc corta la gripa¿Existe relación entre nalgas grandes y la inteligencia?Grandes mitos sobre los transgénicosÍndice de masa corporal y riesgos de saludIngerir zanahorias ayuda a la visión nocturnaLa AZT causa más daños que beneficios en personas con SIDALas nuevas zapatillas deportivas evitan lesiones del pieLengua y zonas de saborLunatismoMito del cerebroMito del cerebro derecho e izquierdoComer carne incrementa la masa muscularLos laxantes son beneficiososPsicodélicos y salud mentalRegeneración de neuronasEs peligroso despertar a un sonámbuloTeléfonos celulares y cáncerVitaminas y estrés

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar