FANDOM


Artículos sobre
01-Ciencia Logo
Ciencia

La Ciencia comienza con algo que se llama hipótesis nula. En su sentido más general, es una hipótesis bajo investigación que no es cierta, es decir, nula, hasta que se demuestre lo contrario. Una hipótesis nula establece que X no causa Y. Si se cree que X causa Y, a continuación, la carga de la prueba recae sobre quienes hacen la afirmación para que proporcionen datos experimentales convincentes para rechazar la hipótesis nula.

Los estándares estadísticos de prueba necesaria para rechazar la hipótesis nula son sustanciales. Lo ideal sería que, en un experimento controlado, nos gustaría estar por lo menos 95 a 99 por ciento seguros de que los resultados no se deben al azar antes de ofrecer nuestro asentimiento provisional de que el efecto puede ser real. Todo el mundo está familiarizado con el proceso ya sea través de las noticias acerca de la aprobación de la FDA de un nuevo fármaco después de extensas pruebas clínicas. Las pruebas a las que se refieren implican métodos sofisticados para poner a prueba la afirmación de que la "droga X" (por ejemplo, un medicamento de estatina) causa que disminuya la "Enfermedad Y" (por ejemplo, enfermedades del corazón relacionadas con el colesterol). La hipótesis nula se establecería de este modo: las estatinas no reducen las enfermedades del corazón al reducir el colesterol. Rechazar la hipótesis nula significa que hubo una diferencia estadísticamente significativa en las tasas de enfermedades del corazón entre el grupo experimental que recibieron las estatinas y el grupo de control que no las recibieron.

Un ejemplo relativamente simple de cómo este método de significación estadística funciona en relación con la hipótesis nula es respondiendo a esta pregunta: ¿puede un psíquico, usando percepción extrasensorial (PES), determinar si un naipe de una baraja es de color roja o negra? Los psíquicos normalmente afirman que pueden hacer esto, pero una cosa es lo que las personas dicen que pueden hacer, y otra, lo que realmente pueden hacer. ¿Cómo podemos probar esta afirmación? Si colocamos las cartas boca abajo sobre una mesa y ponemos al psíquico a enunciar alternadamente si es roja o negra, ¿cuántos aciertos serían necesarios para que podamos llegar a la conclusión de los resultados no se debieron a la casualidad? En este escenario, la hipótesis nula establece que el psíquico no estará por encima que el azar, y por lo tanto, para rechazar la hipótesis nula tendremos que establecer una cifra para el número de aciertos necesarios en cada ronda. Por casualidad, esperaríamos que el psíquico obtenga aproximadamente la mitad de las enunciaciones correctas. En una baraja de 52 cartas, la mitad de las cuales son de color rojo y la otra mitad son de color negro, adivinar por azar adivinar o lanzando una moneda va a producir, en promedio, 26 golpes correctos.

Por supuesto, como cualquiera que haya lanzado al aire monedas por diversión sabe, 10 lanzamientos no necesariamente resultan en 5 caras y 5 cruces. Hay rachas y desviaciones de la simetría -6 caras y 4 cruces, 4 ó 3 caras y 7 cruces, todo dentro del ámbito del azar. O como cualquiera que haya jugado la ruleta sabe, a veces sale el color rojo más que el negro, o viceversa, sin ningún tipo de violación al azar. De hecho, contamos con este tipo de rachas asimétricas en nuestros sistemas de apuestas.

Por lo tanto, no podemos poner a prueba a un psíquico con una corta serie de conjeturas sobre los colores de las cartas, ya que por azar se puede esperar para obtener una serie de aciertos. Tenemos que ejecutar múltiples ensayos, en los que algunas rondas pueden dar lugar a una probabilidad ligeramente por debajo (por ejemplo, 22, 23, 24 ó 25 aciertos) y otras rondas pueden dar lugar a una ligeramente por encima del azar (por ejemplo, 27, 28, 29, ó 30 aciertos). La variación puede ser aún mayor y deberse a nada más que una casualidad. Lo que tenemos que determinar es el número por el cual podamos rechazar con confianza la hipótesis nula. En este ejemplo, ese número es 35. El psíquico tendría que obtener 35 aciertos de una baraja de 52 cartas con el fin de que rechacemos la hipótesis nula al nivel de confianza del 99 por ciento. El método estadístico para imponer esta cifra no es relevante. El punto es que a pesar de que 35 de los 52 no suena tan difícil de obtener, de hecho, sólo por casualidad sería tan inusual que podríamos afirmar con confianza ("al nivel de confianza del 99 por ciento") que algo más, aparte del azar estaba involucrado aquí. De cualquier modo, esto aplica para cualquier persona, sin embargo, de un psíquico verdadero sería razonable esperar 52 aciertos de 52 cartas.

Y aún si se obtuvieran la cantidad requerida de aciertos, existen muchas razones para no creer que se debió a PES. Solo significa que tal vez los controles no eran lo suficientemente apretados. Tal vez el psíquico estaba recibiendo la información de color rojo/negro por otro medio normal (a diferencia de paranormal) del cual nadie se dio cuenta (como el reflejo de la carta sobre la superficie de la mesa). Posiblemente el psíquico estaba engañando, y no sabemos cómo. El no saber cómo lo hacen, como cuando se presencia un acto de ilusión ejecutado magistralmente por un mago diestro, no hace el evento más real. El que un científico no sepa cómo se logra la ilusión simplemente significa que tiene que estar ser aún más vigilante en los controles a la hora de poner a prueba a los psíquicos. Es por eso que se hace necesario añadir a un mago en los equipos de investigación. El argumento de la incredulidad personal establece que si algo no puede ser explicado, entonces debe ser verdad, y obviamente es un argumento que no se sostiene a la luz de la ciencia.

Incluso con todos estos controles en su lugar, la certeza sigue escapando a la ciencia. El método científico es la mejor herramienta ideada siempre para discriminar entre los patrones verdaderos y falsos, para distinguir entre la realidad y la fantasía, y para detectar charlatanes, pero siempre se debe recordar que también podríamos estar equivocados. Rechazar la hipótesis nula no es una garantía de la verdad, sin embargo, no descartar la hipótesis nula tampoco hace que la afirmación sea falsa. Hay que tener la mente abierta, pero no tan abierta como para que nuestro cerebro se caiga.

Véase también

P
Artículos científicos
AlopatíaAnálisis bayesianoApofeniaArgumento del equilibrio de SaganBisociaciónCambio de paradigma Cero absolutoCienciaCiencia históricaDetección de falso conocimientoCorrelaciónDisonancia cognitivaEfecto placeboEfecto noceboEnsayo controlado aleatorioEscándalo SokalEstudio de cohortesEstudio doble ciegoExperimento RosenhanExtrapolación de datosEvoluciónFalsabilidadGráfico de embudoHipertrofia de la cognición socialLa prueba de cuatro partesMáquina de movimiento perpetuoMáquina del tiempoMedicina alternativa y cáncerMetaanálisisMetaanálisis de la homeopatíaModelo científicoMonismoNada (concepto)Navaja de OccamParadoja de los gemelosParadoja de OlbersPareidoliaPrincipio antrópicoProblema del archiveroProtocienciaReglas de LangmuirRegresión a la mediaRevisión por paresSesgo de confirmaciónViaje en el tiempo
Efectos y leyes no homologadas
Efecto calzadorEfecto de amortiguamiento escépticoEfecto de ilusión de verdadEfecto dominóEfecto Dunning-KrugerEfecto felpudoEfecto FeuersteinEfecto ForerEfecto GauquelinEfecto haloEfecto HawthorneEfecto Jeane DixonEfecto Jenny McCarthyEfecto mariposaEfecto StreisandLey de AverakLey de BetteridgeLey de GodwinLey de HaggardLey de la controversia de BenfordLey de los grandes númerosLeyes de Clarke
Sobre el Método Científico
HipótesisHipótesis nulaLey científicaMétodo científicoTeoríaTeoría y ley