FANDOM


Artículos
00-Conspiracy Logo
Conspiranóicos

Jonestown es el nombre de una población en Guyana[1] fundada en la década de 1970 por el Reverendo Jim Jones y poblada por miembros de su comuna religiosa, el Templo del Pueblo. El nombre de "Jonestown" ha llegado a referirse al evento ocurrido en 1978, donde más de 900 personas murieron, entre ellos el propio Jones. Mientras que los conteos oficiales sostienen que las muertes fueron causadas por un suicidio en masa dirigida por Jones, las cuentas de los conspiranóicos afirman que la mayoría de los muertos fueron asesinados. En estos círculos, Jonestown es un ejemplo de un experimento de un culto de control mental (con enlaces a la CIA) que salió mal.

La explicación oficial sobre lo ocurrido en Jonestown es bien conocido gracias a las agencias noticiosas, libros de bolsillo, documentales, y películas hechas para la televisión. Se afirma que el 18 de noviembre de 1978 Jim Jones, el carismático y fanático gurú que fundó el Templo del Pueblo y estableció la comuna religiosa llamada Jonestown, convenció a sus seguidores de beber Kool-Aid de sabor uva mezclado con cianuro de potasio. Más de 900 miembros lo hicieron, y el propio Jones murió por herida de bala autoinfligida. Casi al mismo momento, el congresista estadounidense Leo Ryan (en una misión oficial de investigación) y tres periodistas fueron asesinados en la pista de aterrizaje de Puerto Kaituma cuando trataban de salir de Jonestown. Los asesinos no murieron en las "Noches Blancas" del suicidio en masa, si no que huyeron y se escondieron. Uno de los hombres armados, Larry Layton, más tarde fue juzgado y condenado por los asesinatos. Todo el evento de Jonestown fue atribuido al liderazgo psicópata de Jones, y engendró la sospecha general de grupos religiosos experimentales, idealistas, y alternativos.

¿Suicidio en masa o asesinato en masa?

Los conspiranóicos desafían esta explicación oficial por dos razones principales: que la mayoría de los miembros murieron por homicidio en lugar de suicidio, y que Jim Jones, lejos de ser un líder loco solitario, estaba enredado en una oscura red de inteligencia y control de la mente. La evidencia sobre lo primero comienza con las informaciones de noticias iniciales, que afirmaban que el número de víctimas del suicidio fueron 400, y que 700 habían huido a la selva. Una semana más tarde, las cuentas se revisaron para decir que 913 personas habían consumido el brebaje envenenado. No sólo esto dejó a casi 200 personas sin ser tomadas en cuenta, además indicó un cambio en el número de suicidios. Militares y funcionarios de la embajada de Estados Unidos en la escena explican que la inconsistencia se debía a la población guyanesa no podía contar, que habían perdido un montón de cadáveres (incluso después de varios días de búsqueda), y que la discrepancia se debía a que había cuerpos apilados uno sobre el otro. Sin embargo, las primeras fotografías de la escena (150 de ellas, tanto aéreas y de primer plano) no mostraron apilamiento alguno. Además, a los escépticos les resulta difícil creer que 408 cuerpos (82 de ellos niños) podrían ocultar a otros 500. En lugar de esta historia del conteo y el número revisado, escépticos como John Judge creyeron en los informes iniciales que declaraban que la mayoría de los miembros de Jonestown huyó a la selva.

¿Pero lo que les pasó entonces? Cyril Leslie Mootoo (1924-2000), el patólogo de Guyana, fue el primero en examinar los cuerpos. Indicó que la gran mayoría de los muertos no presentaba síntomas de envenenamiento por cianuro de potasio (que incluyen contorsiones musculares, especialmente en la cara). En la audiencia del gran jurado de Guyana, Mootoo testificó que el 80-90 por ciento de las víctimas tenía marcas de agujas frescas en sus omóplatos, que varios otros recibieron disparos o fueron estrangulados, y que al menos 700 había sido asesinadas.

El gran jurado, después de escuchar el testimonio de Mootoo y teniendo en cuenta otras pruebas, llegó a la conclusión de que sólo dos personas se habían suicidado. Además, algunas fotos mostraban heridas de bala, mientras que en otras se veían marcas de arrastre que conducían a los cadáveres, lo que indica que los cuerpos fueron trasladados post mortem. Inicialmente, el portavoz del Ejército de los Estados Unidos declaró que no se necesitaban autopsias, ya que la causa de la muerte no fue un problema. Estados Unidos envió grandes aviones militares para la recuperación de los cuerpos, aunque llevaron a cabo la tarea algo lentamente. Los cuerpos fueron dejados a descomponerse en el calor durante casi una semana, lo que hizo imposible las autopsias. Los familiares y la Asociación Nacional de Médicos Forenses se quejaron de que los restos fueron manipulados con ineptitud, a menudo ilegalmente embalsamados o cremados, y casi imposibles de identificar. Estos procedimientos mal hechos marcaron un encubrimiento para los escépticos (ya que la reconstrucción forense de las Noches Blancas no se podía hacer), lo que indica, además, una masacre en masa.

Pero, ¿quién llevó a cabo la matanza? Un número de hipótesis emergen aquí. Una versión es que los guardias armados de élite de Jones (una veintena de hombres) cazaron a los miembros fugitivos. Estos guardias eran un grupo totalmente caucásico que tenía privilegios especiales durante su estancia en Jonestown (90 por ciento de los muertos eran mujeres y el 80 por ciento era negro). Algunos de estos guardias armados fueron responsables de matar a tiros al congresista Leo Ryan junto con los periodistas en la pista de aterrizaje. Los testigos y sobrevivientes describieron a los asesinos como "zombies", de ojos vidriosos, y su matanza como mecánica y metódica. La mayoría de estos guardias armados escaparon y siguen desaparecidos. Otras especulaciones implican boinas verdes estadounidenses que estaban en Guyana en el momento, así como las tropas British Black Watch que también entrenaban en la región. Soldados guyaneses y la policía, (algunos de los cuales estaban en el lugar de los hechos donde Ryan murió, pero que hicieron muy poco para defenderlos) también han sido implicados .

El destino de Jim Jones también ha estado bajo sospecha. Mientras que la versión oficial sostiene que se suicidó, teorías conspiratorias apuntan al hecho de que el arma presuntamente utilizada se encontró a unos 61 metros de distancia del cuerpo. Fotos del cuerpo de Jones no muestran sus tatuajes identificativos. El FBI examinó las huellas digitales de Jones dos veces (muy inusual para lo que se supone que es una ciencia exacta), mientras que sus registros dentales nunca fueron comprobados.

Poniendo todas estas piezas juntas, la teoría de la conspiración sostiene que lo que ocurrió el 18 de noviembre 1978 fue un asesinato en masa, puesta en acción a causa de los resultados de la investigación de Ryan que pusieron al descubierto la verdadera naturaleza del Templo del Pueblo.

¿Culto mesiánico, experimento para control mental, o ambos?

Más allá de los acontecimientos de ese día, sin embargo, los teóricos de la conspiración también colocan a Jonestown en un contexto más amplio, que implica a la naturaleza misma de la comuna religiosa en el oscuro mundo de la Inteligencia. En una grabación hecha durante la Noche Blanca, se oye gritar a Jim Jones, "¡Que Dwyer salga de aquí!" Se refería a Richard Dwyer, que trabajaba como jefe de misión adjunto de la embajada estadounidense en Guyana. Dwyer fue incluido en la publicación "Quién es quién en la CIA", y fue supuestamente un agente de la agencia desde 1959. Fue encontrado en la pista de aterrizaje, donde Ryan y los otros fueron asesinados, despojando a los muertos de sus pertenencias. Otros miembros de la embajada, algunos de ellos cercanos a Jones, también estaban involucrados en el trabajo de Inteligencia. Amigo de la infancia de Jones, Dan Mitrione se unió a la Academia Internacional de la Policía financiada por la CIA. Mitrione era un consejero policial en Brasil durante el ministerio de Jones allí en la década de 1960, donde los vecinos encontraron sospechoso el estilo de vida rico de Jones (según él, le pagaba el gobierno de Estados Unidos). Los primeros trabajos de Jones en la fundación del Templo del Pueblo en 1965 en Ukiah, California; la mudanza de la iglesia de San Francisco (donde los partidarios, el alcalde Miscone y Harvey Milk fueron luego misteriosamente asesinados), y su eventual traslado a Guyana fueron todos implicados en muertes misteriosas, grandes transacciones financieras y actividades ilegales. La mayor parte de la riqueza de Jones (estimada entre $26 millones y $2 mil millones) desaparecieron después de la muerte en masa.

Según los supervivientes y ex miembros, Jonestown no era la utopía socialista o comuna religiosa que creían. Estos supervivientes describen a la organización como un culto, con el acoso de rutina, el trabajo forzado y la tortura (incluyendo repetidos ejercicios de la "Noche Blanca"). Después de la muerte colectiva, los investigadores descubrieron un enorme alijo de drogas, con grandes cantidades de thorazine (clorpromazina), pentotal sódico, y numerosos otros tranquilizantes y psicofármacos utilizados en experimentos de modificación del comportamiento por parte de MK-ULTRA de la CIA. Un número de supervivientes terminó con misteriosos destinos, incluso después de que evitaron la espantosa "Noche Blanca". El ex ayudante de Jones, Michael Prokes, realizó una conferencia de prensa en Modesto en la que acusó a las autoridades de Estados Unidos de ocultar una cinta de audio de la matanza. Después de reunirse con la prensa, Prokes fue al baño y, al parecer se suicidó con una Smith and Wesson calibre 38.[2] Jeannie y Al Mills (con los nombres de Elmer y Deanna Mertle durante su estancia en el Templo del Pueblo), que planearon la escritura de una exposición de Jones, fueron encontrados asesinados en su casa en febrero de 1980.[3]

En 1980 la Cámara del Comité Permanente de Inteligencia de los EE.UU. no encontró evidencia de actividad de la CIA en Jonestown. Un año antes, sobre la base de muchas de las discrepancias, vínculos siniestros, y la evidencia alrededor de Jonestown, el ex ayudante de Ryan, Joseph Holsinger, llegó a una conclusión que resume la teoría de la conspiración de Jonestown. Sostuvo que Jonestown fue un experimento de control mental de masas con implicación de la CIA, en el que las técnicas de MK-ULTRA (se detuvieron en 1963, aunque oficialmente en 1973) fueron transferidas de las instituciones a los grupos religiosos. Holsinger también argumentó que la investigación del congreso por Ryan encontró pruebas de cargo de este experimento, y que Ryan y los 900 miembros del Templo del Pueblo fueron asesinados para evitar la exposición.[4]

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Jonestwown en el mapa. wikimapia.org.
  2. Alternative Considerations of Jonestown & Peoples Temple. (2014) The Death of Michael Prokes. jonestown.sdsu.edu.
  3. Alternative Considerations of Jonestown & Peoples Temple. (2016) Who murdered Al and Jeannie Mills?. jonestown.sdsu.edu
  4. Peter Knight. Conspiracy Theories in American History: An Encyclopedia. ABC-CLIO. 2003. ISBN 9781576078129
P Conspiranoias
Ufología   Cráneos de ParacasEncubrimiento OVNIHombres de negroIncidente de RoswellMajestic 12Los extraterrestres del congelador
Medicina   Conspiraciones en MedicinaFluoración (conspiración)LSD (Conspiración)Movimiento antivaxx
Urbanas   Código de barrasFrecuencia Extremadamente BajaFrecuencia 440 HzExperimento FiladelfiaEl Nuevo Orden MundialEstela químicaJohn TitorMK-ULTRAOperación TridenteReptilianos
Véase también   Agustin de BarruelDerosIlluminatiJonestown (conspiración)Joseph McCarthyLyndon LaRoucheNegacionismo del HolocaustoNegacionismo del VIH/SIDAPelícula de ZapruderTeoría conspiratoria