FANDOM


Artículos sobre
00-Anti BullShit Logo
Idioteces

La Ley Antiblasfemia multa o castiga a aquella persona o grupo que "publique o difunda una expresión manifiestamente abusiva o insultante relacionada con algo tenido por sagrado por cualquier religión, que indigne intencionadamente a un sustancioso numero de seguidores de esa religión".

En algunos países la blasfemia hacia personajes, artefactos, costumbres y creencias de carácter religioso, no es un delito ya que está considerada una forma de libertad de expresión. En otros, especialmente aquellos que tienen como religión oficial el Islam, la blasfemia es considerada una ofensa seria y puede ser castigada con la muerte.

Países con la ley

Entre los países de mayoría musulmana, Pakistán es el que tiene las leyes más estrictas e intolerantes contra la blasfemia. El código penal de Pakistán prohíbe los sentimientos religiosos ultrajantes, castiga la profanación del Corán con una pena de prisión de por vida y prescribe la pena de muerte o la pena de muerte y una multa por el «uso de comentarios despectivos hacia el Santo Profeta».

El artículo 525 del Código Penal de España contempla el delito de escarnio prescribiendo una pena de ocho a doce meses de multa a «quienes, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican».

El 1 de enero de 2010, entró en vigor la Ley Antiblasfemia en Irlanda. De ese modo los legisladores irlandeses han extendido así la protección legal a los seres imaginarios de todos los credos, cuando hasta ahora estaba limitada a los del panteón cristiano[1].

Libertad de expresión acallada

Existe una tensión permanente entre libertad política, principalmente en lo relativo a la libertad de expresión y ciertas formas de arte, literatura, discurso y otros actos considerados sacrilegio o blasfemia por una pequeña parte de la población. Y la prueba de que esta tensión no se ha resuelto, se manifiesta en numerosos casos de controversia y conflicto en todo el mundo.

Aunque muchas leyes que prohíben la blasfemia han sido ya abolidas, principalmente en el mundo occidental, permanecen en muchos países y jurisdicciones. También en algunos casos, estas leyes están sobre el papel pero no se llevan a la práctica de forma activa.

El tema no puede aislarse del papel de la religión como fuente de poder político en muchas sociedades. En ellas, blasfemar es, no solamente una amenaza a la religión, sino también al orden político existente y, por lo tanto en estos casos, los castigos institucionales y las respuestas populares a la blasfemia tienden a ser más severos y violentos. Un buen ejemplo que demuestra hasta dónde están dispuestos a llegar los fundamentalistas a la hora de castigar a los blasfemos, es el asesinato del cineasta Theo Van Gogh (1957-2004) a manos de un musulmán, en Ámsterdam, por el simple hecho de haber criticado, a través de una de sus producciones, los abusos que cometen millones de musulmanes varones sobre los cuerpos de las mujeres musulmanas.

Cuando la ley castiga la blasfemia hacia “cualquier religión”, eso pone a todas al mismo nivel, sean el islam o la Cienciología. Los ateos de todo el mundo afirman que esta ley es una idiotez porque, para empezar, las leyes religiosas medievales no tienen sitio en un país laico moderno; además el derecho penal debe proteger a las personas y no las ideas.

La blasfemia sólo la considera tal un creyente cuando se dirige contra su dios, no cuando el blanco es otra divinidad. A los cienciólogos no les gusta que se demuestre la irracionalidad de las ideas de L. Ron Hubbard, ni a muchos cristianos que se tache al dios del Antiguo Testamento de iracundo, caprichoso y despreciable.

Dinamarca

El 30 de septiembre de 2005 el periódico danés Jyllands-Posten publicó 12 caricaturas con el profeta Mahoma de protagonista con el título “Los rostros de Mahoma[2]. Grupos de musulmanes organizaron una protesta y dos artistas del diario tuvieron que esconderse tras recibir amenazas de muerte. Las caricaturas volvieron a ser difundidas el 10 de enero del 2006 en la revista noruega Magazinet y el efecto fue similar[3].

Contra la ley antiblasfemia

Las leyes contra la blasfemia son la protección jurídica de las estupideces. ¿Por qué no hay un equivalente de leyes que protejan a la ciencia de la blasfemia? La razón es que la ciencia puede aceptar cualquier crítica dirigida contra ella. Así es como la ciencia, y por tanto nuestra comprensión del universo, continúa desarrollándose. Las facciones de científicos no se involucran en la violencia sectaria hasta la muerte solo porque un grupo cree en la teoría del Estado Estacionario, mientras que otro cree en el Big Bang. Los científicos no organizan protestas contra películas que tienen una postura anti-científica percibida. No hubo turbamultas vociferantes fuera de los cines que proyectaban Yo Robot, El Sexto Día, la muy tonta Señales o de la famosísima El Exorcista. Hay una gran cantidad de anti-ciencia en el mundo, pero los científicos no se congregan con pancartas, ni se la pasan amenazando de muerte a cualquier persona que niega la existencia de Einstein. Tampoco promueven fatwas sobre los que niegan la mecánica cuántica. Tienen mejores cosas que hacer.

Pero la religión, cuando se enfrenta a la crítica, nueve de cada diez veces, recurre a algún tipo de violencia para defenderse. Esta ha sido una ocurrencia común en toda la historia. Si dramaturgos, cineastas, autores y artistas no pueden hacer verdaderas críticas a la religión, entonces todos estamos en serios problemas. Si queremos criticar a todas las religiones, entonces debemos tener la libertad de hacerlo, y esas mismas religiones deben estar dispuestas a aceptar la crítica en cualquiera de sus formas. Una película o una ópera en la televisión difícilmente harán descender el cristianismo. Un libro no va a destruir el Islam. La razón no ataca al hombre pero cuestiona su sistema de creencias. Sin embargo, los teístas (y algunos en la Izquierda) se fusionan los dos.Están convencidos de que, con el lanzamiento de una andanada a una fe, el racionalista está atacando la raza de un individuo. Por ejemplo, al cuestionar el Corán, los ateos están haciendo, de alguna manera, comentarios racistas sobre los musulmanes. Ciertamente no es así.

¿No es hora de que las leyes contra la blasfemia sean abolidas de una buena vez en todo el mundo? La ciencia no necesita de ellas y ni tampoco la religión debería necesitarlas. A menos, por supuesto, que sienta que su posición es totalmente insostenible y necesite toda la ayuda que pueda conseguir. La religión, por su propia naturaleza, se ocupa de nociones imaginarias, mitos de la creación y la fe, y se la predica con una serie de cifras a menudo horneadas a medias que hacen grandes afirmaciones que posteriormente podrían resultar inútiles. La religión no nos ha enseñado nada sobre el universo. Su único regalo innegable ha sido el mostrarnos cómo son de crédulos los humanos. La religión nos ha traído dolor y sufrimiento a gran escala. La ciencia puede haber construido la bomba atómica, pero fueron hombres de dios quienes la dejaron caer. Si no se nos permite criticar la religión y sus fracasos a gran escala, entonces todos sufrimos. La ciencia está siempre bajo ataque pero no se esconde ni recurre a la agresión. Tampoco se oculta detrás del equivalente científico de la ley contra la blasfemia[4].

Véase también

Referencias y ligas externas

  1. Tomado de blogs.elcorreo.com 3 de enero 2010
  2. blogs.periodistadigital.com 3 de febrero 2006
  3. blogs.periodistadigital.com 31 de enero 2006
  4. Harding, Nick. How to Be a Good Atheist. (2007) Edit. Oldcastle Books Ltd. ISBN 10: 1–84243–237–0.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar