FANDOM


Libros
00-Libracos Logo.jpg
Religiosos

El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo es uno de cuatro libros canónicos aceptados por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Comunidad de Cristo y otras ramas del mormonismo. El libro mismo dice ser una traducción de los escritos de supuestos hombres santos de la antigua América escrito en una forma similar a la Biblia.

El Libro de Mormón toma su nombre de uno de los últimos de los profetas que, de acuerdo al libro, escribieron en él, Mormón, quien alrededor del 390 E.C. habría resumido en un compendio varios escritos y archivos dando alcance a 2500 años de historia.

Argumento

El Libro de Mormón habla de 2 supuestas migraciones a Sudamérica. Los "jareditas" viajaron desde la Torre de Babel en el año 2250 A.E.C. El segundo grupo judío habría viajado a Sudamérica en barco en 590 A.E.C. Fueron llevados por "fuertes vientos" durante 344 días y se guiaron con una brújula (que aunque fue inventada en el 1000 E.C., ellos ya tenían una). Se habla de los hermanos Lamán y Nefit, cuyas tribus lucharon entre sí y los Nefitas fueron vencidos por los lamanitas y éstos últimos fueron los padres de los indios; en realidad, los judíos eran caucásicos y los indios, mongoloides.

Posteriormente, los lamanitas fueron derrotados y murieron en la guerra, Mormón escribió la historia de la migración y la falsa historia de que, después de su resurrección, Jesús fue a Sudamérica para visitar a los indios. Supuestamente, Mormón escribió ese relato en planchas de oro en jeroglíficos egipcios reformados y las enterró en el cerro Cumorah, cerca de Palmyra.

Analisis

  1. Nunca existió tal idioma de los “jeroglíficos reformados egipcios”, ni oral ni escrita. Ningún lingüista que se respete confirma ese hecho.
  2. Nadie ha encontrado rastros de siquiera alguna de las 38 ciudades de América Central que se mencionan en el Libro de Mormón. La arqueología ha dejado de buscarlas.
  3. No hay conexiones genealógicas entre el pueblo hebreo y los indios americanos. Mormón pretende que Jesús, en la forma de Quetzalcóatl visitó a los indios después de su resurrección, lo que es un fraude.
  4. La división en capítulos y versículos en la Biblia fue usada cientos de años después del año 421 cuando se supone que las planchas de oro fueron usadas para contar sobre las migraciones hebreas y demás. Bien ¿cómo es posible que esas divisiones aparecieran en una traducción cuando en realidad no aparecían originalmente en las Escrituras? Las citas del Antiguo y Nuevo Testamentos son fielmente las de la versión inglesa del rey Jacobo, de 1611, incluyendo las palabras en cursiva que se agregaron para la claridad del texto. Esa traducción fue hecha 1200 años después del supuesto encuentro de las planchas de oro en 421.
  5. Los mormones pretenden que ese libro es el "más correcto y perfecto que se haya escrito en todo el mundo", pero ha tenido alrededor de cuatro mil correcciones desde la primera edición, a medida que los líderes han tratado de corregir errores. Pero hasta la actualidad, no han borrado la declaración de 3 Nephi 8.23, que declara que las tinieblas cubrieron la tierra por tres días después que Cristo fue crucificado. En Mateo 27.45-46, Marcos 15.33 y Lucas 23.44 se dice que fueron tres horas.
  6. Los nombres de 11 "testigos" están en la portada del libro y certifican que es auténtica la "traducción" hecha por Joseph Smith de las planchas de oro. Ocho de esos testigos luego fueron expulsados de la iglesia por "fraude, mentira y otros crímenes".
  7. Solomon Spaulding murió 10 años antes que surgiera el Libro de Mormón. Escribió otra "novela". Tres peritos calígrafos (Howard Davis, Wayne Cowdrey y Donald Scales) han alegado que la escritura de ambos ha sido identificada como igual, excepto interpolaciones y cambios hecho por Smith y su borregada (en "Eternity" y "Moody Monthly", Nov 1977).

Inconsistencias históricas del Libro de Mormón

El libro de Mormón también despierta la incredulidad de los racionalistas al examinar las referencias históricas que contiene. Examinaremos tres importantes razones:

Poblamiento de América

En el Libro de Mormón hay una historia sobre un supuesto segundo viaje judío a América que fue hecho en el 600 A.E.C. Después de llegar a América, los judíos se dividieron en dos grupos: los buenos (los nefitas) y los malos (los lamanitas). Estos últimos, los castiga Dios, volviéndoles la piel oscura por su maldad; de ahí vendrían los indígenas americanos. Sin embargo, las pruebas genéticas no dan el menor indicio de que los indígenas americanos desciendan de inmigrantes semitas. De otro lado, no hay pruebas de que hubiera una migración a América después del 600 A.E.C.

Al examinar los datos aportados por los arqueólogos nos damos cuenta que hay presencia humana en América desde hace 40000 años. Un descubrimiento reciente que corrobora esta hipótesis fue hecho en una cueva de Alaska, por el paleontólogo Timothy Heaton (National Geographic, diciembre de 2000). Estos descubrimientos apoyan la idea de que América estaba habitada desde la edad de hielo por gente venida desde Siberia. (Cabe resaltar que las obras evangélicas, y adventistas que confrontan el mormonismo no debaten este tema pues ellos mismos resultarían afectados, pues el Creacionismo o estricto (Creacionismo de la Tierra Joven) sostiene una edad de la Tierra cercana a los 6 mil años.

Ciudades, cereales, ovejas y armas de hierro en América

En el Libro de Mormón se menciona que en la América prehispánica existían rebaños y cultivos similares a los del Viejo Mundo, además de ciudades semejantes a las del antiguo Oriente Medio.

Los paleobotánicos (estudiosos de la flora en tiempos prehistóricos) hacen perforaciones en el suelo y examinan el polen de las plantas del pasado (las especies más antiguas están más abajo y las más recientes están en las capas superiores). Es curioso notar que ningún estudio realizado ha revelado el hallazgo de polen de trigo, cebada u otras plantas cultivadas en el Viejo Mundo en tiempos prehispánicos. Los indígenas americanos no conocían la lana de las ovejas (como aparece erróneamente ilustrado en las obras mormonas) sino que confeccionaban su ropa de algodón; sólo los incas utilizaron a las llamas para proveerse de materia prima para sus prendas.

En el Libro de Mormón hay un libro llamado Alma que en su capítulo 53 menciona la reunión de 2000 jóvenes para una lucha; las armas ilustradas son espadas, escudos, lanzas, en fin, toda una dotación militar semejante a la utilizada por los pueblos del Viejo Mundo. Pero de nuevo, jamás se ha encontrado un yacimiento arqueológico que muestre que existían estos instrumentos en tiempos prehispánicos.

Cuando un escéptico examina una idea hace una predicción sobre esta y luego mira si esta predicción se cumple o no, y sobre esta base se acepta o se rechaza la hipótesis. En este caso en particular, los escépticos esperamos que si en América se desarrollaron los acontecimientos de la manera descrita por el libro de Mormón deberíamos encontrar yacimientos arqueológicos con lana, huesos de ovejas, cereales, polen de trigo, espadas de hierro, o deberían mencionarse estos objetos en las narraciones indígenas. ¿Ocurre esto? La respuesta es un rotundo no.

El Libro de Mormón (3 Nefi 8) señala la existencia de varias ciudades que fueron destruidas en el momento que Jesús murió, supuestamente en el 33 E.C. Pero como siempre con los relatos mormones, no existe rastro de ninguna ciudad arrasada en esa fecha. No creo que encontrar los restos de estas ciudades, de existir, fuesen difíciles de encontrar: ¿dónde se encontraría la mayor cantidad de población de América? La respuesta es fácil: En los mismos lugares donde hoy abunda, porque el establecimiento de poblaciones depende de la productividad de la tierra. Pero nuevamente los hallazgos de ciudades amuralladas, con habitantes con una religión y cultura similar a la judía, con lana de ovejas, espadas y escrituras en planchas de metal son inexistentes.

Lenguajes americanos de origen semita

Según las propuestas mormonas los pobladores nativos de América serían de origen semita, pero no hay la más remota relación lingüística entre cualquier idioma nativo americano y el hebreo. Otra vez la Ciencia se pone en contra de los supuestos hechos del libro del Mormón.

Racismo en el libro del Mormón

El libro de Mormón maneja una historia de simple dicotomía: Los buenos (los nefitas) y los malos (los lamanitas). Aparte de esto es curioso que se narra que como castigo a los lamanitas Dios volvió oscura la piel de estos.

Las citas del Libro de Mormón que dejan ver esta tendencia racista son: 2 Nefi 5: 21, 24 y Jacob 1:14. El texto abreviado para niños dice: "Lamán y Lemuel y su gente, fueron llamados lamanitas: Estos no trabajan: Fueron inicuos. Dios hizo que su piel fuera oscura"

En las ilustraciones que siguen a esa parte, cada vez que se refieren a los "lamanitas" aparecen dibujados indígenas americanos con aspecto de incas, mayas o aztecas.

Es importante notar que en el siglo XIX, cuando vivió Joseph Smith, había un fuerte creencia en la inferioridad racial de negros e indios. Muchos religiosos de la época llegaron a decir que las personas de piel oscura descendían de Cam, el hijo malvado de Noé en el mito del Diluvio universal, que avisó a sus hermanos para que vieran la desnudez de su padre embriagado. Otros religiosos del siglo XIX creían que los negros no tenían alma y por lo tanto no era necesario hacer esfuerzos para su evangelización.

La narración racista de Joseph Smith refleja un prejuicio de la época victoriana y no una realidad histórica del pasado de América.

¿Origen divino?

Un manto de duda cubre al Libro del Mormón, pues las planchas de oro, de las cuales se extrajo el mensaje, estuvieron siempre ocultas. Es sospechoso que el ángel Moroni haya prohibido dejar ver las planchas de oro a cualquier persona diferente a Joseph Smith, pues años después permitiría que tres testigos las observaran. Si la acción de mostrar al público las planchas de oro a tres testigos tenía como objetivo presentar la evidencia sobre la que la fe mormona está fundamentada, ¿por qué no mostrarla a todo el mundo? ¿Por qué no dejarla examinar por arqueólogos para que por pruebas de datación confirmaran su antigüedad y permitir además que estudiosos de lenguas muertas vieran estas planchas? Creo que de permitirse el escrutinio de los arqueólogos las planchas de oro de Joseph Smith rivalizarían en importancia con la piedra de Rosetta o con las tabillas de escritura cuneiforme de Mesopotamia. ¿Por qué este recelo? Por eso, es opinión de muchos que las probabilidades de que el Libro de Mormón sea un fraude son muy altas.

Un estudio detallado revela que Joseph Smith se valió de referencias de La Biblia y de obras de Shakespeare para escribir este libro. Este análisis fue hecho por el pastor adventista Daniel Scarone en su libro "Mormonismo, la historia que pocos conocen". (Curiosamente el escepticismo que aplica este pastor adventista para examinar el profeticismo de un credo que compite con el suyo por nuevos conversos no es aplicado para examinar a la profetisa de su denominación, la señora Ellen G. White.)

En el libro de Mormón, específicamente en 2 Nefí 1:14, se puede leer una frase de Shakespeare:

"¡Despertad! y surgid del polvo, y escuchad las palabras de un padre tembloroso, cuyos miembros pronto depositaréis en la fría y silenciosa fosa, de donde ningún viajero puede regresar".

Esta frase suena muy similar a una línea de Hamlet, tercer acto, escena primera, en el pasaje donde se encuentra el conocido "ser o no ser":

"...pero ese, el pavor por algo después de la muerte, el país ignoto de cuyas fronteras ningún viajero regresa, confunde la voluntad".

El parecido es más notable en inglés:

"Awake! and arise from the dust, and hear the words of a trembling parent, whose limbs ye must soon lay down in the cold and silent grave, from whence no traveller can return;" (2 Nefí 1:14)

"But that the dread of something after death, / The undiscover'd country from whose bourn / No traveller returns, puzzles the will" (Hamlet, Acto III, escena I)

Según los mormones, el pasaje del Libro de Mormón fue escrito entre el 588 y el 570 A.E.C. pero el texto en el cual se inspiró, Hamlet, fue escrito en 1564 E.C. Otra similitud notable se da entre el libro de Alma y la confesión de Westminster, la cual fue escrita en noviembre de 1646.

Véase también


P Libros pseudosagrados y fraudulentos
Libros religiosos   ApocalipsisBibliaCoránEl Principio DivinoGranth SahibHadicesLibro de AbrahamLibro de MormónLibro de UrantiaSahih Bukhari

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar