FANDOM


Anticiencia
00-Danger Logo
Peligrosa

En 1973, Bernard Rimland, un investigador del Instituto de Investigación del Comportamiento del Niño, en San Diego, y padre de un hijo autista, escribió: "Altos niveles de dosis de ciertas vitaminas en el tratamiento de niños con trastornos mentales graves." (El libro fue editado por Linus Pauling.)

Rimland cree que grandes dosis de vitaminas y minerales podrían tratar el autismo. Más tarde fundó el Instituto de Investigación del Autismo, que dio lugar a Defeat Autism Now (DAN): un grupo de médicos dedicado a la noción de que el autismo podría ser curado con vitaminas y suplementos. Jenny McCarthy se alineó con Jerry Kartzinel, un médico de DAN, para promover tratamientos para curar el autismo.

Hubsymbol
Este artículo es parte del Hub Artículos sobre el autismo
donde se encontrarán más artículos relacionados
con el tema.

Mitos sobre el autismo

Los médicos afiliados al DAN creen que el autismo tiene muchas causas y muchas curas y argumentan que...

  • El autismo es causado por una disfunción mitocondrial, y debe tratarse con megadosis de vitaminas A, C, D, E, K, y del grupo B, así como zinc, selenio, calcio, magnesio, cromo, aceite de hígado de bacalao, ácidos grasos omega-3, taurina, glutamina, arginina, creatina, carnitina, y la coenzima Q10 (véase Excel-sis Cells.
  • El autismo es causado por alergias a los alimentos y debe ser tratada mediante la restricción de gluten (granos) y caseína (lácteos). "Empecé con ello", dijo McCarthy. "En dos o tres semanas Evan duplicó su lenguaje."
  • El autismo es causado por el crecimiento excesivo de hongos en el intestino y debe tratarse con antimicóticos y calostro bovino. "Una vez que se hallen desintoxicados, estos niños se pondrán cada vez mejor", dijo McCarthy. "Usted está limpiando el intestino. Usted está limpiando el cerebro. Hay una conexión".
  • El autismo es causado por intoxicación por metales pesados ​​y debe tratarse con terapias desintoxicantes tales como los enemas de café y terapia de quelación con ácido etilendiaminotetraacético intravenoso (EDTA). (En 2005, un niño de cinco años de edad con autismo llamado Abubakar Tariq Nadama murió de una arritmia cardíaca después de una inyección intravenosa de EDTA).[1]
  • El autismo es causado por la desalineación de la columna vertebral, y debe tratarse con manipulaciones quiroprácticas vigorosas en la cabeza y el cuello.
  • El autismo es causado por la inflamación del cerebro y se debe tratar con Curcuma longa, una planta de la familia del jengibre.
  • El autismo es causado por la mala digestión de los alimentos y debe ser tratado con enzimas digestivas. "Si nuestro sistema inmunológico está funcionando desde nuestro intestino", escribió McCarthy, "¿cómo puede hacer su trabajo si está lleno de caca."
  • El autismo es causado por una conexión incorrecta del cerebro, y debe tratarse con estimulación eléctrica o magnética.
  • El autismo es causado por un desequilibrio de las células inmunes y los niños deben ser tratados mediante la infección con anquilostomas y tricocéfalos.
  • El autismo es causado por una falta de oxígeno en el cerebro y debe tratarse mediante la colocación de los niños en cámaras de oxígeno hiperbárico. (El 1 de mayo de 2009, un niño de cuatro años de edad con parálisis cerebral, Francesco Martinizi, murió después de una explosión en una cámara de oxígeno hiperbárico que le causó quemaduras en más del 90 por ciento de su cuerpo.)
  • El autismo es causado por un intestino permeable y debe ser tratado con probióticos.
  • El autismo es causado por la desregulación inmune y debe ser tratado con inmunoglobulinas intravenosas o trasplante de células madre.
  • El autismo es similar a una adicción a las drogas y debe ser tratado con naltrexona en dosis bajas en suspensión en aceite de emú. (La naltrexona se usa para tratar la dependencia a las drogas.)
  • El autismo es causado por estimulación excesiva y debe ser tratada con marihuana o melatonina.
  • El autismo es causado por un defecto en el metabolismo y debe ser tratado con inyecciones de vitamina B12. "Sucedió con Evan," escribió McCarthy. "Estaba en la escuela de autismo en UCLA y preguntaron: "¿Qué acabas de hacer? Tuvo una explosión de lenguaje". Y dije, 'inyecciones de vitamina B12.' "
  • El autismo es causado por infecciones virales crónicas como el herpes, y debe tratarse con medicamentos antivirales.
  • El autismo es causado por una obstrucción de las glándulas linfáticas y se debe tratar con masaje de drenaje linfático.
  • El autismo es causado por parásitos intestinales y debe tratarse con dióxido de cloro, un potente blanqueador utilizado para separar los textiles y purificar los residuos industriales. (Los cócteles o enemas de blanqueo, que se dan con frecuencia cada dos horas durante tres días, han causado severos vómitos y diarrea). A pesar de que uno puede tener simpatía por los desesperados padres que tratan de ayudar a sus hijos, la desesperación puede convertirse en maltrato infantil.
  • El autismo es causado por las vacunas. "Justo antes de que mi hijo recibiera la vacuna triple vírica (sarampión-paperas-rubéola), le dije al médico: 'Tengo un mal presentimiento sobre esta vacuna. ¿Esta es la inyección del autismo, verdad?'" McCarthy le dijo a Oprah. "Y a continuación, la enfermera le puso [a mi hijo] la inyección. Y recuerdo haber gritado '¡Oh, Dios, no!' Y poco después me di cuenta de un cambio. El alma había desaparecido de sus ojos". McCarthy no quería que otros padres cometieran el mismo error, después escribió: "Mucha gente me pregunta si tuviera que hacerlo todo otra vez, con un nuevo bebé, ¿lo vacunaría? La respuesta es no. Por supuesto que no".

Kartzinel, co-autor de McCarthy, está de acuerdo, y puso por escrito que los niños no deben recibir vacunas si es que alguna vez experimentaron dermatitis seborreica infantil, estreñimiento, diarrea, problemas de sueño, rabietas, reclusión, problemas de transición, o mejillas rojas (en otras palabras, todo el mundo).[2]

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Kane, Karen (2006). Death of 5-year-old boy linked to controversial chelation therapy Pittsburgh Post-Gazette. Online.
  2. Paul A. Offit (2013) Do You Believe in Magic? The Sense and Nonsense of Alternative Medicine. HarperCollins. ISBN 9780062223005

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.