Fandom

Wiki Pseudociencia

Prosper-René Blondlot

1.569páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
Blondlot.jpg
Prosper-René Blondlot
Información Biográfica
País Francia.jpg
Francia
Lugar

Nancy

F. de Nacimiento

3 de julio de 1849

Fallecimiento

24 de noviembre de 1930

Información Personal
Ocupación

Físico

Prosper-René Blondlot (o símplemente René Blondlot) fue un renombrado físico de la ciudad de Nancy, Francia, quien creyó que había descubierto un nuevo tipo de rayos: los Rayos N.

Historia

René Blondlot fue aclamado como observador cuidadoso e inspirado después de haber determinado la velocidad de propagación de la electricidad en un conductor, una medición muy difícil de realizar. Resultó ser algo inferior a la velocidad de la luz en un vacío. Mientras trataba de polarizar los rayos X, que habían sido recientemente descubiertos por Wilhelm Röntgen, afirmó haber encontrado una nueva radiación invisible que denominó (en honor a su ciudad natal) "Rayos N".

Blondlot utilizó prismas y lentes hechos de aluminio para refractar esos rayos (como una lente refracta los rayos de luz), produciendo así, según él, un espectro invisible. Afirmó que era capaz de detectar las bandas de ese espectro invisible pasando un hilo fino revestido con material fluorescente a través de esa supuesta área. Mientras el hilo variaba en brillo bajo los Rayos N, él supuestamente leía las posiciones a un asistente. Para él, y para catorce de sus amigos más cercanos, esas posiciones podían determinarse de forma clara y podían ser vistas en cualquier momento. Algunos científicos de otras partes del mundo también creyeron ver esas maravillas e informaron acerca de ellas.

Blondlot N-rays.jpg

¿Pero de dónde provenían esos rayos? Los rayos X eran producidos por el alto voltaje en un tubo de Crookes. Los rayos de luz provenían de sustancias calentadas y otras fuentes. Pero los Rayos N eran demasiado extraños para ser verdaderos. Se afirmaba que cada sustancia emitía la radiación, con excepción de la madera seca; todos los experimentadores se mostraron de acuerdo al respecto.

La refutación

La Academia Francesa, al enterarse de ese descubrimiento, se preparó para otorgarle a Blondlot su premio más alto. Pero antes de que pudiera hacerlo, un científico estadounidense, el doctor Robert Wood, despertó sospechas cuando visitó el laboratorio de Blondlot e informó sobre sus resultados en un artículo que apareció en Nature, el periódico científico británico. Wood había intentado repetir los experimentos de Blondlot y había fracasado.

Durante su visita, Wood probó, sin lugar a dudas, que los Rayos N tenían una existencia totalmente subjetiva. Lo descubrió al levantar secretamente el prisma de aluminio de su lugar en el aparato visor, después de lo cual Blondlot continuó leyendo las posiciones esperadas de luminosidad mientras se movía a través del espectro imaginario. El procedimiento no tendría que haber funcionado sin el prisma, ¡pero Blondlot seguía viendo el espectro!

Un asistente, sospechando de Wood, se ofreció a leer las posiciones. Creyendo que Wood seguía en poder del prisma, aunque aquél ya lo había vuelto a poner en su lugar, el asistente anunció que no podía ver nada y que el estadounidense probablemente había manipulado el equipo. Lo examinó, vio que estaba completo y lanzó una mirada de ira. Pero la prueba era evidente: los Rayos N no existían. Los argumentos de los asistentes y colegas que habían hecho todo lo posible para mantener viva la ilusión de Blondlot quedaron desacreditados.

La situación actual no difiere mucho de la de entonces. Los socios de aquellos que poseen ideas falsas similares se niegan a hablar de la locura o la respaldan para salvar a los protagonistas de una exhibición pública.

En un espectroscopio estándar -un instrumento que dirige la luz a través de un prisma para dispersarla en los colores que la componen (espectro)- la luz penetra a través de una ranura. Ciertos tipos de luz (aquella que surge del calentamiento de la sal común -cloruro de sodio- en una llama, por ejemplo) se descomponen no en un espectro continuo del violeta al rojo, como en un arco iris, sino en una serie de bandas, cada una de las cuales es tan ancha como el ancho de la ranura. (En el caso de la sal calentada, una característica fundamental del espectro del sodio -dos líneas amarillas brillantes y juntas- aparece con claridad.) El doctor Wood se sorprendió al descubrir que, aunque la ranura del aparato de los Rayos N de Blondlot tenía dos milímetros de ancho, ¡el científico afirmaba que efectuaba mediciones de hasta una décima parte de un milímetro! Esto se parecía al hecho de pretender separar la arena del alpiste, usando como tamiz una tela metálica. Cuando Wood le preguntó acerca de ello, Blondlot respondió que se trataba de una de las inexplicables propiedades de los Rayos N.

Aquí está la trampa. Un científico aparece con lo que, según su insistencia, son observaciones apropiadas, y después de que alguien le muestra que son imposibles, se aferra a la conclusión de que se trata de un fenómeno único que no obedece las normas que rigen los demás fenómenos, en lugar de concluir que allí no hay nada.

Podría argumentarse que los Rayos X también son extraordinarios y que los científicos no habrían logrado descubrirlos si no hubiesen querido examinar la posibilidad de que ciertos rayos penetran objetos opacos y quedan registrados sobre una placa fotográfica, e incluso revelan las sombras de los huesos en la mano del hombre.

Los investigadores habían estado delineando el espectro y lo habían completado de forma bastante ajustada. Cuando descubrieron que las placas fotográficas se velaban accidentalmente cuando había cierto equipo en los alrededores, procedieron a investigar y determinaron la causa. Pudieron repetir el efecto -todos pudieron hacerlo- y exhibieron pruebas firmes al respecto. La pregunta que hizo Blondlot fue la siguiente: "¿Ven ustedes las líneas en esas posiciones determinadas? La pregunta adecuada era: "¿Ven alguna línea, y si es así, en qué posiciones? Si se hubiese formulado esta última pregunta, los Rayos N hubiesen constituido la ilusión de una mente, no la de muchas.

La determinación de la verdad acerca de los Rayos N habría requerido un experimento de doble comprobación a ciegas. En dicha prueba, el experimentador no conoce el resultado esperado y aquellos que controlan la prueba y evalúan los resultados tampoco saben lo que se espera o qué proporción de las muestras se espera que sean diferentes, y así sucesivamente. De este modo, es imposible obtener un resultado supuesto con anterioridad (es decir, crear una tendencia en ese sentido).

Una vez que los Rayos N fueron desacreditados, los resultados fueron publicados en Nature[1] y en La Revue Scientifique. La Academia Francesa ya había publicado más de cien artículos sobre los Rayos N. Después del descubrimiento del fraude, sólo publicó dos más. Blondlot, a quien se había programado entregar el premio LaLande, no fue censurado por la Academia sino que recibió el premio y una medalla de oro tal como se había planeado, aunque el premio le fue otorgado "por el trabajo conjunto de su vida". Los Rayos N no fueron mencionados[2].

El incidente es usado como advertencia entre los científicos sobre los peligros referentes al sesgo del experimentador. Más precisamente, el patriotismo era la base de este auto-engaño. Francia había sido derrotada por los alemanes en la guerra franco-prusiana en 1870 y después del descubrimiento de los rayos X por Wilhelm Röntgen la carrera estaba en los nuevos descubrimientos[3].

Referencias y ligas externas

  1. Artículo de Robert Wood en www.citeulike.org (en inglés)
  2. Flim-Flam! Psychics, ESP, Unicorns, and Other Delusions por James Randi; 1982, Prometheus Books
  3. es.wikipedia.org


P Anticiencia
Creacionistas   Argumento cosmológico del KalāmBaraminologíaComplejidad irreducibleDecaimiento de CDiseño InteligenteFalacia de HoyleMuseo de la Creación
Salud   Ciencia y autoría fantasmaHomeopatíairidologíaMovimiento antivaxxNegacionismo del VIH/SIDA
Conceptos falsos   Agua polimerizadaGravedad repulsivaFusión en fríoRayos N
Véase también   Alejandro Gallardo EnríquezAndrew WakefieldArthur KrigsmanAnticienciaCharlataneríaProsper-René Blondlot

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar