FANDOM


Zecharia Sitchin
Zecharia Sitchin
Información Biográfica
Nombre Real
Заха́рия Си́тчин
País Azerbaiyan
República Socialista Soviética de Azerbaiyán
Lugar

Bakú, República Soviética Socialista de Azerbaiyán

F. de Nacimiento

11 de julio de 1920

Fallecimiento

27 de diciembre de 2010

Información Personal
Ocupación

Pseudohistoriador

Website

Zecharia Sitchin nació en Bakú, Azerbaiyán en 1922 y creció en Palestina. En la escuela aprendió hebreo junto con otros idiomas. La historia y la arqueología también lo fascinaron, particularmente la era del Antiguo Testamento y la antigua Mesopotamia. También desarrolló un interés en los seres misteriosos conocidos como los Nefilim descritos en la Biblia, en Génesis 6:4:

Al unirse los hijos de Dios con las hijas de los seres humanos y tener hijos con ellas, nacieron gigantes, que fueron los famosos héroes de antaño. A partir de entonces hubo gigantes en la tierra.[1]

Debido a que Sitchin conocía el hebreo, consideraba que la traducción tradicional de nefilim como "gigantes" era errónea, ya que significaba literalmente "caídos". Huelga decir que otros habían notado el mismo problema de traducción en los muchos años de la erudición bíblica antes de Sitchin. El consenso académico era que los nefilim eran ángeles caídos. La curiosidad de Sitchin se despertó y continuó estudiando los nefilim, la biblia y la historia antigua por 40 años.

El primer fruto de las investigaciones de Sitchin aparecieron en 1976 como The Twelfth Planet (El duodécimo planeta). En este libro, Sitchin presentó algunas aseveraciones extraordinarias. El título "El duodécimo planeta" se refiere a su afirmación de que los antiguos astrónomos mesopotámicos creían que había doce planetas. La mayoría de las personas modernas piensan que hay nueve planetas, aunque la democión de Plutón a planetoide ha confundido la cuestión. Sitchin afirmó que los antiguos mesopotámicos contaron doce planetas: el Sol, Mercurio, Venus, Tierra, Luna, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón y Marduk (o Nibiru). Normalmente el Sol y la Luna no son contados como planetas, pero Sitchin dice que los babilonios y sus predecesores, los acadios y los sumerios los clasificaron como planetas. Eso deja la pregunta, ¿qué es Marduk? Sitchin afirma que es un planeta errante que se unió al sistema solar en tiempos tardíos. Entró en una órbita alargada, como la de los cometas, que tarda 3,600 años en completarse. En su aproximación más cercana al Sol -o perigeo-, Marduk pasa a través del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. A pesar de pasar la mayor parte de su tiempo en las profundidades del espacio, lejos de los rayos del sol o de cualquier otra estrella, Marduk es un planeta lleno de seres vivos. Su composición hace que el planeta emita calor y una atmósfera gruesa y húmeda evita que el calor escape muy rápidamente y convierta a Marduk en un desierto helado. Marduk también posee mucha agua. Sitchin no se ocupa de la cuestión de dónde Marduk obtiene su luz natural, pero al parecer, para él, eso no representa ningún problema.

Antes de la llegada de Marduk, nuestro sistema solar contenía un planeta que Sitchin llamó Tiamat que orbitaba entre Marte y Júpiter. Lo que sucedió para cambiar las cosas fue que la gravedad del Sol captó a Marduk cuando pasó cerca del sistema solar. El planeta errante entró en el sistema solar y durante una de sus órbitas, Marduk y Tiamat pasaron demasiado cerca uno del otro. Tiamat se dividió en dos mitades. La mitad se convirtió en Tierra y ésta entró en su actual órbita. Durante este encuentro, material biológico de Marduk fue arrastrado a la Tierra y comenzó la vida en ese mundo previamente muerto. Esta transferencia significó que la vida en Marduk y la Tierra compartieron una bioquímica estrechamente relacionada; el proceso de evolución de la Tierra estaba muchos años por detrás de Marduk. En una órbita posterior Marduk volvió a pasar cerca de la mitad restante de Tiamat, que terminó por desintegrarse para convertirse en asteroides.

Con el tiempo, una civilización avanzada se desarrolló en Marduk que era capaz de viajar en el espacio y, supuestamente, viajar más rápido que la luz. Estos humanoides de Marduk son extremadamente longevos para los estándares de la tierra ya que uno de sus años es igual a 3,600 años terrestres. Ellos han observado la tierra y pueden ver que es un mundo de agua lleno de vida al igual que Marduk. Así que hace 450,000 años, los primeros nefilim (o Anunnakis) visitaron la tierra. Utilizaron los amarizajes para su primera nave espacial. Necesitaban establecerse en un lugar con acceso a un montón de agua y petróleo, por lo que establecieron su primera base en Mesopotamia. Los nefilim vinieron en busca de oro, que era una materia prima importante en su tecnología. Las minas se establecieron en el sur de África, pero el trabajo era peligroso y duro. Pero hubo nefilims se disgustaron y se amotinaron. Los líderes decidieron crear una raza esclava mediante ingeniería genética del Homo erectus primitivo existente. El resultado de este proceso fue el hombre moderno, el Homo sapiens. Este evento trascendental tuvo lugar hace 300 mil años y, aunque la nueva especie era inicialmente un híbrido estéril, con el tiempo los humanos mejorados desarrollaron la capacidad de procrear y multiplicarse. El problema fue que sus uniones sexuales se volvían indiscriminadas. Los humanos modernos a veces se apareaban con el Homo erectus y producían una descendencia regresiva. Algunos nefilim se casaron con mujeres humanas y produjeron hijos híbridos, inferiores a los nefilim pero superiores a los humanos modernos. Algunos de los nefilim, encabezados por un tal Enlil, se preocuparon y se enfadaron por el cruce. Enlil trató de destruir a los humanos modernos con enfermedades y hambrunas, pero sus esfuerzos fueron frustrados por otro líder de los nefilim, Enki, que constantemente buscaba ser amigo de la humanidad.

La gran crisis llegó hace 13,000 años cuando terminó la larga Edad de Hielo. Los glaciares antárticos comenzaron a derretirse y, en esta órbita de Marduk, el planeta errante pasaría peligrosamente cerca de la tierra. La gravedad de Marduk causaría que grandes glaciares se deslizaran hacia el mar y creara enormes marejadas, un diluvio mundial. Los nefilim sabían que la catástrofe se acercaba y que podían refugiarse en el espacio. Enlil esperaba que el diluvio destruyera a la humanidad degenerada y se negó a dejar que los nefilim les advirtieran. Siempre en contra, Enki desobedeció a Enlil y advirtió a los humanos. Noé construyó una especie de submarino como un Arca. La desolación total siguió al diluvio, incluyendo todas las bases de los nefilim. La reconstrucción masiva requirió mucho trabajo y Enlil se dio cuenta de que los nefilim necesitaban a los humanos para hacer el trabajo. Para ayudar a la recuperación de la población humana, los nefilim les ayudaron a domesticar plantas y animales y así comenzó la fase agrícola de la historia humana.

En los libros La escalera al cielo (1980) y Las guerras de dioses y hombres (1985) Sitchin describe cómo el diluvio hizo inhabitable la Mesopotamia durante mucho tiempo. Así que los nefilim se trasladaron a la Península del Sinaí donde construyeron un nuevo puerto espacial con su centro de control de misión en Jerusalén y un sitio de aterrizaje en Baalbek, en Líbano. También construyeron el complejo de las tres grandes pirámides y la esfinge en Giza para servir como un faro para las naves espaciales entrantes. Los nefilim enseñaron a los seres humanos más habilidades y la era Neolítica comenzó alrededor de 7400 AEC. En 2750 AEC, la gran civilización de Sumeria surgió en Mesopotamia con la ayuda de los nefilim. Sumera es la madre civilización de la humanidad y aspectos de su cultura se extienden a Egipto y el Valle del Indo. Desafortunadamente, rivalidades y conflictos estallaron entre los nefilim y entre los reyes humanos. El patriarca bíblico Abraham nació en Nippur en Mesopotamia justo antes de que los conflictos llegaran a un clímax trágico. Las guerras se extendieron por todo Oriente Medio, desde Egipto hasta Mesopotamia. Un ejército humano amenazó el puerto espacial de los nefilim en la Península del Sinaí. Para impedir que los humanos tomasen posesión del puerto espacial, nefilims de alto rango, usaron armas nucleares para destruir el puerto y las ciudades rebeldes de Canaán. Los vientos soplaron las lluvias radiactivas hacia Sumeria, matando a la población humana y devastando la tierra. La gran civilización llegó a un final abrupto.

Otros libros de Sitchin discuten el papel de los nefilim en la construcción de Stonehenge y la civilización de las antiguas Américas. El libro El Fin de los Días: Armagedón y la Profecía del Retorno (2007) discute el regreso inminente de los nefilim en 2012, el año de la ominosa falsa profecía Maya de la fatalidad. Este libro inspiró un engaño de Internet que afirmaba que el FBI y el fiscal de Nueva York habían arrestado a Sitchin por conspirar para derrocar al gobierno de Estados Unidos. Al parecer, el gobierno no había tomado la amenaza del retorno de los nefilim lo suficientemente en serio, por lo que Sitchin y sus seguidores tramaron un complot para hacerse cargo del gobierno y hacer el trabajo adecuadamente.

La visión de Sitchin sobre la historia antigua combina los antiguos astronautas de Erich von Däniken con las ideas de Immanuel Velikovsky sobre los planetas errantes y el catastrofismo. Como ambos hombres, Sitchin estudió textos antiguos de mitos y religión y los interpreta como relatos literales de sucesos pasados. Es otro eufemista. En su investigación, es un espíritu afín de Velikovsky. Ambos hombres desplegaban un gran número de escritos antiguos y hacen uso detallado de ellos. La mayor documentación de Sitchin sobre su hipótesis puede considerarse como una especie de hipótesis de von Däniken después de una inyección de esteroides evidenciales. Es mucho más voluminosa y detallada. Desafortunadamente, a diferencia de Velikovsky, Sitchin no proporcionó notas de pie de página, lo que dificultó el control de sus fuentes. Otra de las fortalezas de Sitchin es su dominio del hebreo antiguo y se dice que leía sumerio y escritura cuneiforme. Sin embargo, no profundiza en las implicaciones biológicas y astrofísicas de la cosmología y la narrativa que presenta.

Los libros de Sitchin también contienen debilidades fatales, o por lo menos potencialmente mortales. Cuando los críticos han revisado las referencias de Sitchin, han encontrado que frecuentemente cita fuera de contexto o trunca sus citas de una manera que distorsiona la evidencia para probar sus argumentos. La evidencia se presenta selectivamente y la evidencia contradictoria es ignorada. Ésa no es la manera en que la historia o cualquier otra disciplina empírica debe ser abordada.

La asignación de Sitchin de significados a las palabras antiguas es tendenciosa y frecuentemente estirada. Afirma que el término sumerio para los nefilim, que es dingir, que según él significa "los puros de los cohetes ardiendo". Dingir (transliterado diĝir), en su signo cuneiforme, usualmente es el determinativo para "deidad", aunque la traducción literal sería realmente un "objeto afilado". Una interpretación de sentido común y contextual de dingir se refiere a un dios en un sentido totémico.

A nivel fáctico, también se ha señalado que el décimo segundo planeta de Sitchin no está corroborado por las fuentes antiguas, que sólo mencionan la existencia de cinco planetas. Finalmente, existe ese problema molesto de los restos físicos. La pregunta a von Däniken acerca de por qué no se han encontrado restos físicos de naves espaciales altamente duraderas se aplica igualmente a los nefilim de Sitchin. A pesar de la apariencia superficial de un nivel superior de erudición y una mejor educación que la de von Däniken, Sitchin no es la gran esperanza académica de la pseudohistoria que algunos de sus partidarios afirman que es. Mientras tanto, Graham Hancock se ha convertido en el nuevo portador de la antorcha para las interpretaciones alternativas de la prehistoria y la historia antigua.[2]

Referencias y ligas externas

(Nota de la administración) Algunas ligas podrían estar rotas o algunos videos pueden haber sido eliminados.

  1. Génesis 6:4. www.biblegateway.com. Nueva Versión Internacional (NVI)
  2. Ronald H. Fritze. (2011). Invented Knowledge: False History, Fake Science and Pseudo-religions. Reaktion Books. ISBN 9781861898173

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar